BERGOGLIO SE CONTRADICE Y NIEGA LA DOCTRINA

Hace cinco años, en la Carta Apostólica Misericordia et misera, Bergoglio afirmaba: “Quiero enfatizar con todas mis fuerzas que el aborto es un pecado grave, porque pone fin a una vida humana inocente” (www.aciprensa.com/pdf/MisericordiaEtMisera.pdf)

Pero ahora en “Soñemos juntos”, libro coescrito con el inglés Austin Ivereigh-uno de sus correveidiles- sostiene “el aborto es una injusticia grave»;y en una carta a la diputada Victoria Morales Gorleri afirma: “ la cuestión del aborto no es un asunto religioso, sino de ética humana, anterior a toda confesión religiosa”

https://www.lanacion.com.ar/politica/

Ante esta flagrante y escandalosa contradicción-del pecado grave a la injusticia y la ética humana- se puede legítimamente concluir que Bergoglio, en materia moral, ha perdido el sentido sobrenatural, inficionado como está del inmanentismo de la filosofía  moderna Y digo más:¿no será que también lo haya perdido completamente?