DE AQUELLOS POLVOS (1967) A ESTOS LODOS (El “dominico rojo” y la divinización de las masas)

En su último e importantísimo libro, el Padre Julio Meinvielle presentó una galería de diversos integrantes del cangrejal progresista, oscilantes entre la herejía y la apostasía. Uno de ellos es el P. Cardonnel, bien llamado el “dominico rojo”, precursor de “la divinización de las masas”.

“Juan Cardonnel, dominico del convento de Montpellier, discípulo del P. Chenu y amigo del P. Congar, presentó el 6 de octubre de l967 un programa de trabajo “La opción teológica que se presenta hoy en la Iglesia”, que debía servir como orientación y plan de trabajo al  semanario Temoignage Chrétien. Notre Combat en su  número 25, de noviembre de 1967, publicó este trabajo”.

Para el P. Cardonnel el Concilio Vaticano II no ha considerado la renovación de la Iglesia sino sobre el plano institucional, pero dejando de lado la necesaria revolución de mentalidad y de actitud de los cristianos frente al mundo. Es necesario renovar nuestra concepción de la Iglesia y asumir resueltamente nuestra defensa de los débiles y de los pequeños, que pasa por el socialismo en Francia, por el sostenimiento de la lucha por la independencia y la libertad de los países del Tercer Mundo, por la organización de una solidaridad internacional que colme el abismo entre los satisfechos y los oprimidos, y por el reconocimiento en tanto que cristianos de que Cristo está en nuestro combate. El P. Cardonnel cree que la salvación está en un cristianismo comunista y ateo.

El sistema del P.  Cardonnel, primero, se funda sobre el principio hegelo-marxista de la dialéctica del amo y del esclavo; segundo, se desarrolla en una autocrítica total de la religión católica, denunciada como una superestructura capitalista y una alienación de los pueblos; tercero, se exhibe como una deificación de las masas revolucionarias, y cuarto como encarnación del verbo.

Sobre el tercer punto afirma “el dominico rojo”:

“Ir a las masas presupone que se viene de otra parte, y que no existe sino en un mundo  extraño a las masas, el de las élites, del lugar aparte, del poder. Ningún camino pone en comunicación  a las masas con los privilegiados. Si vengo a las masas, mi residencia habitual está en los barrios ricos. Ir a las masas es no estar con ellas”.

“Dios no es otra cosa que la divinización de las fuerzas oscuras actuantes en la humanidad; “Jesucristo significa que no hay Dios en el estado puro, que Dios está siempre mezclado con el hombre, en el propósito, consciente o no, de divinización de los hombres”; Dios es el hombre que se desposa con la masa humana, que vive en ella en solidaridad permanente

(De la Cábala al progresismo, Editora Calchaquí, Salta, Enero de 1970,pp.399 y 402)

Entiendo que esta postura tan radicalizada, con sus más y con sus menos, fue adoptada por la Teología de la Liberación en todas sus variantes, aunque algunos de sus difusores no se atrevieron a tanto, como el jesuita Scannone.

De todos modos, algo quedó en esta obsesión populista-pobrista de Bergoglio y su camarilla. Por eso merece recordarse al subversivo Cardonnel,sin olvidar las puertas que dejó abiertas el Vaticano II, esa auténtica Caja de Pandora.

Notas catapúlticas

1)”El dominico Jean Cardonnel, nacido en 1921 en Figeac (Lot), fallecido el 4 de julio de  2009, fue un activista de  extrema izquierda y uno de los referentes de la teología de la liberación en Francia.

Nacido en Figeac de padre maestro y madre músico, Jean Cardonnel se incorporó a los dominicos en 1940 y fue ordenado sacerdote en 1947. En 1951 fue elegido superior del convento de Marsella, cargo al que renunció en 1954 para protestar contra la condenación por parte de la iglesia de la experiencia de los sacerdotes obreros. En 1958 fue profesor de teología en Río de Janeiro,y allí donde tomó conciencia de los problemas del Tercer Mundo. Por sus actividades debió abandonar el Brasil, por pedido de la Conferencia Episcopal.

En 2002, a su regreso de un viaje a la Isla de la Reunión, encontró sus pertenencias trasladadas de su celda en el convento de Montpellier. Presenta denuncia contra su ex prior por violación de su domicilio. Ganó su caso en 2007. Fue la primera vez que un tribunal francés reconoció que la celda de un sacerdote era una casa privada. Jean Cardonnel murió el 4 de julio de 2009.

2)Sobre Cardonnel ver también https://fundacionspeiro.org/downloads/magazines/docs/pdfs/4299_la-marxistizacion-de-la-teologia.pdf

http://repositorio.filo.uba.ar/bitstream/handle/filodigital/6154/uba_ffyl_t_2014_899236.pdf?sequence=1&isAllowed=y ( texto apologético, pero muy útil, de Pía Paganelli,)