BERGOGLIO Y LA DESTRUCCIÓN DE LA IGLESIA JERÁRQUICA (ahora es “Asamblea Eclesial”)

Bergoglio prosigue con su tarea de demolición, avalado por el poderoso aparato mediático que necesita a liquidar a la Iglesia para que nada ni nadie se oponga a la instalación del gobierno mundial, que cada día avanza más y más. Sin ir más lejos, baste mencionar la persecución creciente contra las páginas católicas de Internet que atacan al aborto, sin excluir siquiera mismo Trump, a quien se le impide tener su cuenta de Twitter.

Ahora armó otra de sus jugadas: el lanzamiento de la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe, con la cual dicen  los progresistas de Religión Digital :

“Se quiere hacer memoria de Aparecida, la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano,y asumir definitivamente las reflexiones del Concilio Vaticano II, que quiso hacer realidad una Iglesia de la que forma parte “todo el Pueblo de Dios que va caminando”,según el Papa Francisco, donde “se reza, se habla, se piensa, se discute, se busca la voluntad de Dios”.

https://www.religiondigital.org/luis_miguel_modino-_misionero_en_brasil/

Y comenta el jesuita Víctor Codina, teólogo de la liberación:

“La novedad reside en que hasta ahora las asambleas nacionales y regionales de las Iglesias eran conferencias o asambleas episcopales y ahora esta será una asamblea eclesial, es decir, se reunirán no solo obispos, sino todos los participantes del pueblo de Dios: laicos y laicas, religiosos y religiosas, seminaristas, sacerdotes, obispos, cardenales y personas de buena voluntad.

Francisco desea que se no reúna una elite separada del santo pueblo fiel, pues todos cuantos hemos recibido el Espíritu en el bautismo, formamos parte de la comunidad cristiana, somos parte del Pueblo de Dios y el Pueblo de Dios es infalible en su fe, como afirma el Vaticano II (LG 12).

Esta Asamblea es un signo profético para el futuro de la iglesia, quiere ser la presencia de Jesús en la vida cotidiana de la gente, en medio de los gritos de los empobrecidos y de la hermana madre tierra, en estos tiempos de pandemia. Se trata de rezar, hablar, pensar, discutir y buscar entre todos, la voluntad de Dios.

Esta Asamblea eclesial puede resultar para muchos algo inédito, pero en realidad asume el mensaje del Vaticano II, de que la Iglesia está formada por todo el Pueblo de Dios que va caminando hacia el Reino; está en la línea de la sinodalidad eclesial, es decir, que la Iglesia es un caminar conjuntamente de todos los cristianos bautizados, todos podemos enseñar y aprender, pues todos hemos recibido el mismo Espíritu.

En conformidad con Evangelii Gaudium, Laudato sí, Fratelli tutti y Soñemos juntos, Francisco desea que las cosas no se decidan desde arriba, desde la cúspide de la pirámide eclesial, ni menos aún desde una iglesia clerical, sino desde abajo de la pirámide, entre todos y todas, en una iglesia en camino, una iglesia poliédrica, bajo la guía siempre sorprendente del Espíritu del Señor que desborda todos nuestros esquemas”.

https://jesuitas.lat/noticias/15-nivel-2/5934-teologo-jesuita-analiza-los-hitos-de-la-nueva-asamblea-eclesial-de-america

Así de mal andamos, querido lector. Aprovechemos la Santa Cuaresma para pedir a Cristo Crucificado, con espíritu de penitencia, que nos ayude a llevar todas estas cruces.

Notas catapúlticas

1) La Oración preparatoria para la Asamblea termina invocando a “la sangre de tantos hombres y mujeres mártires que fecundaron nuestra fe”

2)Recuerdo que con el Documento de Aparecida aparecieron las tristemente célebres Comunidades Eclesiales de Base. Muchas de ellas se unieron a la subversión armada. Eso queda de manifiesto en el número 396:”Nos comprometemos a trabajar para que nuestra Iglesia Latinoamericana y Caribeña siga siendo, con mayor ahínco, compañera de camino de nuestros hermanos más pobres, incluso hasta el martirio”.

3)En Lumen Gentium se introdujo la noción tergiversada “Pueblo de Dios”(Ver Catecismo Católico dela Crisis en la Iglesia” del P. Matthias Gaudron F.S.S.P.X)