LA FICCIÓN VA ADQUIRIENDO REALIDAD

Muchas cosas que hasta hace muy poco parecían imposibles hoy son probables -más que probables- porque en el bergogliato lo descabellado es regla. Conviene entonces prepararse para lo peor, en este caso, el intento de liquidación del Sacramento  del Orden Sagrado, una vieja aspiración de los modernistas hodiernos, que por lo visto, aceleran el paso. Ya ”el príncipe de este mundo” les indicará cuándo y cómo hacerlo. Copio, pues, estas malas nuevas:

1)“Un gran éxito fue la campaña ecuménica lanzada en Suiza «Helvetia prêche», que invitó a mujeres en diferentes capacidades involucradas en la Iglesia a dar la homilía durante la misa del 1 de agosto, día que conmemoró los 50 años del derecho al voto de las mujeres. Entre ellos, católicos y protestantes, sor Irene Gassmann, priora del monasterio benedictino de Fahr (Einsiedeln), que siempre ha estado activa por los derechos de la mujer en la Iglesia, del cual el sitio web Kath.ch ha publicado el texto completo. La monja explicó que había pedido permiso, unas semanas antes, al abad de Einsiedeln, Mons. Urban Federer, para pronunciar la homilía:? Y como ves – dijo – mi solicitud fue acogida positivamente ?. Su paso, enfatizó, representa un primer y un fuerte signo de nuestra historia monástica de 900 años.

La campaña fue promovida por las organizaciones Femmes protestantes en Suisse, FAMA, IG Feministische Theologinnen der deutschen Schweitzer und Liechtestein”

https://www.adista.it/articolo/66499

2)En 2019 durante una visita al Vaticano que hizo junto a las monjas de su monasterio para pedir el voto de las religiosas en el Sínodo, Gassmann afirmó; “Mediante el bautismo, las mujeres y los hombres son miembros iguales y plenos de un solo cuerpo, la Iglesia. Cristo no hizo ninguna distinción de género, no temió el contacto. Tuvo discípulos y, después de la Resurrección, se apareció por primera vez a María Magdalena ”.

Las mujeres pueden estudiar teología, pueden enseñar. Sin embargo, en los casos en que es necesaria la ordenación sagrada, se excluyen. Esto es incomprensible para muchos de ellas, así como para muchos hombres de hoy. Muchos se sienten extranjeros en la Iglesia ”.

“Nuestra Iglesia está atravesando una gran crisis y solo se puede sanar si las mujeres y los hombres son iguales en todos los ministerios y oficinas. Mientras la consagración esté reservada a los hombres, habrá un desequilibrio de poder ”. https://www.donpaolozambaldi.it/category/spirito-conciliare/page/3/?filter_by=popular

¡Exsurge, Domine!