GRABOIS Y SU REVOLUCIÓN “HUMANISTA-MARXISTA” (con las banderas de JMB)

El tiempo pasa y los tiempos convulsos en que vivimos obligan a sacarse las caretas para mejor posicionarse en el futuro inmediato. Y si algo debe reconocerse al poderoso aparato marxista sobreviviente,  es su capacidad para ir preparando el terreno para lo que se supone que vendrá (en rigor, lo que la ideología les hace creer que vendrá)

Sirva de ejemplo lo dicho por Juan Grabois, el consejero de Bergoglio,que pidió“un “humanismo revolucionario” con eje en “tierra, techo y trabajo”, las denominadas “3T” enarboladas por el papa Francisco, al participar de un foro vaticano sobre “el fin de la pobreza” en el que también se mostró a favor de “retomar los planes quinquenales” como planificación.

“El concepto humanismo contiene en su etimología la pertenencia e interdependencia a la tierra, humus, mientras que el carácter revolucionario consiste en cambiar el eje de rotación del sistema-mundo para revertir la crisis eco-social”, planteó Grabois desde la Academia de Ciencias Sociales del Vaticano.

Para el también miembro del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede, “la conjunción de los conceptos revolución y humanista es consistente con la tradición cristiana y la doctrina de Francisco que nos ha dicho ‘nuestra fe es revolucionaria’”.

“La revolución consiste en colocar la humanidad en su sentido amplio como centro; desplazando los falsos valores de acumulación, extracción, productividad y competencia”, dijo Grabois.

En ese marco, según el referente de los movimientos populares, el humanismo revolucionario “no implica predicar recetas ni ningún modelo en particular, sino un cambio de prioridades, actitudes y, fundamentalmente, gobierno”.

En su discurso en el foro del que participaron también el economista Jeffrey Sachs y monseñor Marcelo Sánchez Sorondo ,entre otros, Grabois planteó a las denominadas “3T” como “ejes del humanismo revolucionario”. https://www.telam.com.ar/notas/202110/570827-grabois-vaticano-tierra-techo-trabajo.html

Pero este palabrerío demagógico y engañoso, intenta disimular las raíces marxistas de las lucubraciones de Grabois, claramente expuestas en una entrevista hecha por la revista Oleada el 6 de mayo de 2018:

El materialismo histórico es un instrumento indispensable para el análisis social. Pero a la vez heredé un sentimiento, categorías, hasta métodos, de la tradición peronista. Efectivamente creo que tiene que haber una amalgama de las tradiciones de izquierda, que históricamente fueron antipopulares, y el peronismo, que con esta flexibilidad, también ha sido fácilmente desviado. Tiene que haber una síntesis, un nuevo humanismo popular.” https://oleada.com.ar/audiovisual/cara-a-cara-juan-grabois/

(En los años 70 el “entrismo” marxista pugnó por infiltrarse en el peronismo, cosa que no consiguió, gracias al mismo Perón que tarde se arrepintió de sus coqueteos con los Montoneros; y más vale tarde que nunca, guste o no guste.)

No mucho después Grabois, en otra entrevista con el mismo medio, se explayó sobre las premisas de su revolución, repitiendo los lugares comunes del marxismo criollo:

“Es una premisa para la construcción de la justicia social que se reduzcan los privilegios de los menos y aumenten los derechos de los más. Y los sectores privilegiados no están dispuestos a ceder sus privilegios. Que se blanquee que hay una disputa por la distribución y que, a partir de ahí, se empiece a pensar en proyectos de país. Si no se blanquea la discusión en esos términos y sigue siendo una discusión superestructural e inconducente, los niveles de conflictividad y de tensión serán tales que impedirán la estabilidad política que requiere cualquier tipo de desarrollo capitalista, o empresarial.” https://oleada.com.ar/entrevista/juan-grabois-y-un-nuevo-humanismo-revolucionario/

(Recuérdese que “superestructura” es un término clásico de la jerga marxista).

Mientras tanto, quedemos a la espera de los disparates que lanzará Bergoglio en el Encuentro Mundial de Movimientos Populares.

Notas catapúlticas

1) Sobre Grabois y Bergoglio ver http://catapulta.com.ar/?p=10900

2) Sachs es un abortista enquistado en el Vaticano merced a los malos oficios de Sánchez Sorondo, un trepador compulsivo que no repara en medios para sus anhelos de poder. Ver http://catapulta.com.ar/?p=7741