CUDA, TEÓLOGA DE LA LIBERACIÓN Y COMISARIA POLÍTICA ONUSIANA

La teóloga argentina Emilce Cuda, que asumió hoy como jefa de Oficina de la Pontificia Comisión para América Latina del Vaticano, adelantó en entrevista con Religión Digital que trabajará para «aportar el saber académico, popular, teológico, tecnológico y organizacional latinoamericano y caribeños a la mesa de toma de decisión, no solo de la Curia Romana» y aclaró que «es una visión distorsionada» que se perciba al organismo como una «oficina de control».

«El papa Francisco dice que no se trata de levantar muros sino de construir puentes. Eso haremos, respondiendo a las necesidades de nuestras iglesias locales como al actual magisterio pontificio», planteó Cuda desde las oficinas de la PCAL en la romana Via della Conciliazione.

Docente de Teología en la Universidad Católica Argentina (UCA) y en la Universidad Nacional Arturo Jauretche, Cuda juró hoy el nuevo cargo en la Basílica de San Pedro frente al cardenal Marc Ouellet, presidente de la Comisión, y junto al mexicano Rodrigo Guerra, secretario del organismo.

«La integración de America Latina al centro de la Curia Romana va mas allá de incluir su riqueza cultural. Recordemos que todo está conectado y que, como dijo el Papa al inicia la pandemia, ‘nadie se salva solo'», convocó.

«Por eso, el 62% de desempleo estructural mundial y el 46% de pobreza en nuestro continente también afecta el corazón de la Iglesia emocional y estructuralmente», añadió.

En ese marco, agravado por la pandemia, la jefa de oficina del organismo aseguró que «del desempleo se sale con dignidad, no con recortes presupuestarios y ni con deudas externas impagables».

«Ahora, resulta que dignidad significa: derecho al trabajo creativo y protegido legalmente; soberanía regional sobre las riquezas naturales y tecnológicas; solidaridad institucionalizada como voz efectiva de los pobres; y democracia económica hasta terminar con la simulación entre la participación y la decisión»

«Esos son, dichos de manera actualizada, los principios de la Doctrina Social de la Iglesia, y la PCAL colabora en la promoción de esos principios si se los piensa al centro de la tarea evangelizadora como promoción humana integral».

Según Cuda, la misión que tendrá en el organismo vaticano «se trata de acompañar procesos de transición justa y sinodal que ya están en marcha».

«Las necesidades fueron expresadas por nuestro pueblo organizado en asambleas eclesiales y en movimientos populares, muchos de ellos de impronta católica», añadió. «Esas necesidades son: Tierra, Techo, Trabajo, Tecnología, Participación y Reconocimiento».

Para Cuda, en esos ejes «está dado el objetivo vital de nuestra misión, ya discernido por los obispos latinoamericanos en Aparecida como cultura del encuentro»

La misión, agregó también, fue «ratificada por el actual magisterio pontificio que nos dice cómo hacerlo en  sus catequesis sociales del 2020, que llevaron por título ‘cuidando y sanando al mundo'».

En ese marco, Cuda advirtió :»Cuidar no significa controlar, pero tampoco puerilizar». Nuestros pueblos y pastores ya son adultos. Cuidar significa invertir, algo muy distinto de gastar»»Dicho de otro modo: La Agenda 2030 de la ONU, por ejemplo, señala 17 Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS), que deberían condicionar el destino de toda inversión si se pretende cuidar la vida en el planeta, algo central para la Iglesia a quien fue donada la creación para su cuidado y desarrollo», explicó. «Hay dos cosas importantes: primero, que la Agenda pone al centro el objetivo número 8, el trabajo; segundo, que la consigna es nadie queda atrás», destacó durante la entrevista.

«Hay que ver, por ejemplo, que los ODS, sin ser de origen eclesial tienen mucha similitud con el magisterio social, pero son casi desconocidos entre los catolicos», lamentó en ese marco.

«Si queremos cuidar de manera adulta la creación, debemos comenzar por poner contenido a la prédica del bien común social, y los ODS como producto colaborativo internacional, son ese contenido», pidió.

Para la también docente en la y en la St. Thomas University de Estados Unidos, «tristemente, al día de hoy, solo se ha cumplido con el 20% de los objetivos, y el 80% de eso son solo objetivos ambientales».

«Falta lo social. La crisis, como dice Laudato Si, tiene raíz humana; y la salida politica, como dice Fratelli Tutti, es el diálogo como mejor politica», resaltó luego, en referencia a las encíclicas que el Papa publicó en 2015 y 2020”.

https://www.religiondigital.org/corresponsal_en_el_vaticano-_hernan_reyes_alcaide/Emilce-Cuda-Comision-America-Latina_7_2389031081.html