LOGORREA SINODAL PARA IMPLANTAR LA CONTRAIGLESIA (con ¡“el giro antropológico»!)

Los católicos “profesionales” y conservadores, cegados por el clericalismo, desconocen o se han olvidado de las advertencias  de Castellani contra el fariseísmo, y  fariseos es como corresponde llamarlos. No ven o no quieren ver lo evidente: con el pretexto de la sinodalidad,Bergoglio pretende instaurar una contraiglesia, conforme a sus designios y caprichos, rayanos en el delirio y en la utopía. Conviene entonces prepararse para tiempos peores-mucho peores-de los que estamos viviendo, reforzándonos con la oración que haría el humilde carbonero o el samaritano desbordante de caridad.

Invito pues al lector a leer las chorradas  de MoNseñor Cabrejos, presidente del CELAM, y de la Conferencia Epicopal delPerú, proferidas en el Congreso on line Aparecida, 15 años después, a la luz del Magisterio del papa Francisco”.y me remito a a información publicada:

“El presidente del Celam recordó los aportes de Aparecida, considerando el primero de ellos “la recuperación del sentimiento de una Iglesia con características propias, que desde esa originalidad es capaz de aportar a la Iglesia universal”, marcada por el “caminar con los pobres y las personas vulnerables y cuidar la naturaleza, nuestra casa común”. Junto con ello, la conversión pastoral, ser una Iglesia en salida, alegre, con un “carácter samaritano, solidario, cercano, acogedor, de compañía en el camino y de abogada de los pobres”, que acompaña “a los pueblos en los desafíos sociales y ambientales, que incluyen la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural, pasando por el cuidado de la tierra”.

Monseñor Cabrejos también habló de las “deudas con Aparecida”. Entre ellas cita “la misión y el estado de Misión”, para lo que ve necesario “recuperar el ardor misionero con identidad discipular”, una fe inculturada, ir al encuentro como amigos y huéspedes, no como colonizadores, estar al lado del que sufre, promover el diálogo, evangelizar en el espacio digital y la cultura. Junto con ello, profundizar en la conversión pastoral, asumir nuevos espacios como Iglesia, nuevas estructuras, vivir en unidad, superar el clericalismo fomentando el discipulado misionero, apostar por el cuidado de la casa común y la formación de discípulos misioneros.

El presidente del episcopado peruano apuntó cosas nuevas que Aparecida no vislumbró y hoy tenemos en nuestro horizonte. Algo que parte de un cambio antropológico en el ser humano y que se concreta en la sinodalidad, que supone un corresponsabilizarse de la vida eclesial, la participación y protagonismo de la mujer en la Iglesia y en la sociedad, las consecuencias de los abusos eclesiales de poder, de conciencia y sexuales, la acogida a la diversidad, el reconocimiento de la cultura y sabiduría de los pueblos originarios y afrodescendientes, de los movimientos populares, la práctica de la caridad a través de la política y la economía, los desafíos que nacen de la ciencia y la tecnología, el diálogo ecuménico e interreligioso, entre otras muchas cuestiones.

https://www.caminosreligiosos.com/teologos-todo-continente-reflexionan-sobre-documento-aparecida-n-1689847.html

Como siempre pido, de Jorge Mario Bergoglio  y de sus secuaces, libera nos Dómine. Y también de los católicos mistongos; ellos serán los que nos acusen ante el Sanedrín.