UN NOMBRAMIENTO DEL SUBVERSIVO MAYOR

25121El Santo Padre Francisco nombró obispo titular de Anzio y auxiliar de la diócesis de Merlo-Moreno al presbítero Oscar Eduardo Miñarro, de 56 años, actualmente vicario general del obispado y párroco de Nuestra Señora de la Merced, de Merlo”

http://www.aica.org/25121-el-papa-nombro-al-pbro-oscar-minarro-obispo-auxiliar-de.html

Miñarro pertenece a los marxistoides Curas en Opción por los Pobres y hace un tiempo firmó, junto con un centenar de sus conmilitones, esta carta del grupo a los obispos argentinos, en la que se pedía:

.   revisión de los destinos y promociones ministeriales para que sean coherentes con la opción preferencial por los pobres;

  • revisión del modo de vivir y llevar los seminarios a fin de que sean casa de los pobres, y que los modelos presbiterales para los que se forman también lo sean;
  • revisión de los modos de vida que separan a los presbíteros del pueblo, incluyendo trabajo, vestimenta, celibato obligatorio, casa, pobreza…
  • revisión de la liturgia a fin de alcanzar la inculturación creativa que permita que el pueblo, y particularmente los pobres, la experimenten como lenguaje propio para acercarse a Dios.

http://curasopp.com.ar/web/es/cartas-y-firmas/134-carta-de-presbiteros-a-la-conferencia-episcopal

Pero esto no es todo. En una entrevista del año 2012 hecha por estudiantes de Ciencias de la Comunicación de la UBA, Miñarro decía:

“Me parece que lo religioso tiene que acompañar muchas veces algunos procesos liberadores que tienen que ver con esto que yo le llamo el sentido de la vida”.

Para mí no existen las certezas. Yo voy haciendo camino. Y las certezas a veces son pequeñas. Yo personalmente no tengo duda de la existencia de Dios, tengo dudas de cómo se manifiesta a veces, es muy misterioso. A medida que pasan los años lo encuentro más misterioso, o es la palabra que encuentro para expresar lo que es Dios. Me gustaría que fuese mucho más claro a veces. No podés pensar en Dios sin el hombre como no podés pensar el hombre sin la trascendencia, después vos le ponés el nombre que quieras, yo le llamo Dios. Como los dos nos vamos haciendo, cuando yo digo en qué Dios creo también me tengo que preguntar en qué hombre creo. Cuando vos a mi me preguntás si yo dudo de Dios, también me tengo que preguntar ¿dudo del hombre? Según el Dios en el que yo crea es el hombre en el que creo. Si creo en un Dios que resuelve todo por mí, estoy creyendo en un hombre esclavizado y sumiso que tiene que estar dependiendo”.

“…con el tema de los embriones, estás en un tema filosófico, no meramente científico. Yo creo que si nos planteamos la pregunta de cuándo un embrión tiene vida, estás en un tema filosófico. Lo que podemos plantear es que en filosofía no existe una verdad absoluta…¿quién puede decir si el embrión tiene vida o no? Yo creo que ni el religioso ni el científico, queda en una cosa muy compleja”.

Y preguntado por “el matrimonio igualitario” contestó:

“Sí, estoy a favor. Además, si yo digo que no se promulgue el matrimonio igualitario, ¿va a dejar de existir por eso? No, va a existir igual. Entonces, si existe la situación, ¿no tengo que favorecer que esa situación sea de dignidad para las personas que la están viviendo? ¿Que favorezcan una inserción mayor en toda la sociedad? Y yo, como Iglesia, ¿no puedo hacer sentir también que Dios acompaña esa situación?

“…como incorporación cultural me parece que vamos en camino, pero es un proceso que va a llevar mucho tiempo”. http://cronicasflotantes.blogspot.com.ar/2012/09/la-iglesia-catolica-no-es-la-unica.html