BESTIARIO BERGOGLISTA (14)

1) “Las controvertidas enseñanzas del Papa Francisco sobre el matrimonio y la familia han provocado, aparentemente, que el cardenal Marc Ouellet, Prefecto de la Congregación para los Obispos, revierta su anterior posición acerca de que los católicos divorciados civilmente y vueltos a casar no podían recibir la Comunión. Durante el plenario de la Conferencia Episcopal de Canadá, celebrado a fines de Septiembre, dijo el cardenal que la exhortación Amoris Laetitia, puede abrir una puerta para que esos fieles reciban, en algunos casos, la ayuda de los Sacramentos de la Penitencia y de la Eucaristía, tal como se lee en la nota 351del documento, referida a quienes viviendo en una situación objetiva de pecado, si bien agregó que esto no debe generalizarse, sino discernirse cuidadosamente, en la lógica de la misericordia pastoral”

https://www.lifesitenews.com/news/did-this-vatican-cardinal-just-flipflop-on-communion-for-remarried-because

2) “La página web independent.ie escribe que los adúlteros y las parejas homosexuales deben ser “igualmente bienvenidas” en el Encuentro Mundial de las Familias en agosto del 2018 en Irlanda, probablemente con la presencia del papa Francisco, dijo Brendan Leahy, el obispo de Limerick.

Leahy cree que él está viviendo “tiempos de cambio” y que “también la familia está cambiando”. Su esperanza para el evento del año que viene es “que será para todas las familias: para la familia tradicional, para los padres solteros, para las personas en segundas relaciones, para las personas divorciadas y que se han vuelto a casar, para las personas de gran fe y las que no tienen fe, para las personas de otras confesiones, para las personas que están de acuerdo con la Iglesia y para los que están en desacuerdo”. https://gloria.tv/article/sTzEnzgnhnrp3yU8s2fMp41Rz

3) “En Alemania, en respuesta a la Correctio Filialis, se ha iniciado una recogida de firmas en apoyo de Francisco en la que se pide al pontífice que no se desvíe del camino que ha tomado a pesar de los “vehementes ataques de un grupo en la Iglesia”.

“Pro Pope Francis” es el nombre de la iniciativa nacida en Alemania que pretende responder a la Correctio Filialis, la carta de corrección filial entregada al Papa Francisco el pasado mes de agosto en la que se denuncia “la propagación de herejías ocasionada por la Exhortación apostólica Amoris laetitia.”

“Muy estimado Papa Francisco: Sus iniciativas pastorales y su justificación teológica están actualmente bajo los vehementes ataques de un grupo en la iglesia. Con esta carta abierta, queremos expresar nuestra gratitud por su valiente y teológicamente sólido liderazgo papal”. Así comienza la carta abierta en defensa de Francisco que, como recoge el vaticanista Marco Tosatti en Stilum Curiae, ha sido suscrita por algunas firmas “embarazosas”.

En la misiva, se pide al pontífice que “no se desvíe del camino que ha tomado”, destacando su “éxito en la remodelación de la cultura pastoral de la Iglesia”.  “Al encontrarse con otros, la compasión y no la ley tiene la última palabra”, afirman los signatarios de esta carta.

Signatarios entre los que se encuentra Martha Heizer, presidenta de la asociación “Wir sind kirche” (Nosotros somos iglesia), que fue excomulgada junto a su marido por el Pontífice en mayo de 2014, después de que hubiesen “celebrado la misa” en su casa en reiteradas ocasiones, en presencia de numerosos huéspedes, sin tener ningún tipo de ordenación.

Entre los que suscriben la carta también se encuentra el padre Martin Lintner que, según informa Tosatti, propone liberalizar la enseñanza de la Iglesia respecto a las relaciones homosexuales y, por lo tanto, reescribir el Catecismo de la Iglesia Católica a la luz de Amoris laetitia.

Lintner ha declarado que Amoris laetitia marca “un punto de no retorno” en la Iglesia: “Ya no podemos afirmar que hoy se excluye categóricamente de los sacramentos de la eucaristía y de la reconciliación a aquellas personas que, en la nueva unión, no se abstienen de las relaciones sexuales. Sobre esto no hay duda alguna, precisamente a partir del texto de Amoris laetitia“.

Asimismo, Tosatti señala que uno de los dos principales protagonistas del proyecto, el padre Paul Zulehner, es co-autor de un libro en el que se critica el celibato para los sacerdotes de rito latino, y se propone la idea de ordenar hombres casados para, así, tener sacerdotes a tiempo parcial en las parroquias”

 https://infovaticana.com/2017/10/19/pro-pope-francis-una-respuesta-la-correctio-filialis-algunas-firmas-embarazosas/