PEQUEÑO APUNTE DEL DÍA

LA GREGORIANA LIQUIDA LA “HUMANAE VITAE”

“La Pontificia Universidad Gregoriana organiza, a partir de mañana 19 de octubre, un ciclo de lecciones públicas «sobre la realidad de la familia, considerando sus transformaciones, sus necesidades y sus esperanzas», en ocasión de los 50 años de la encíclica “Humanae vitae” (del 25 de julio de 1968).

El Concilio Vaticano antecede a los años «de los grandes cambios sociales (el ’68), proponiendo a la Iglesia que evalúe el presente, escrutando los “signos de los tiempos”, y que busque soluciones en amistad con todas las expresiones intelectuales y sociales de buena voluntad», se lee en la presentación del curso público. Por este motivo, en ocasión del 50 aniversario de la carta de Pablo VI sobre la vida humana la facultad de las Ciencias Sociales y el departamento de Teología Moral de la universidad de los jesuitas, dirigidas respectivamente por el padre Jacqueniau Azetsop ,decano de la Facultad de Ciencias Sociales y el padre Miguel Yáñez, pretenden dirigir la mirada hacia «la realidad de la familia, considerando sus transformaciones, sus necesidades y sus esperanzas, en el concierto respetuoso de todas las partes que la componen».

El ciclo «El camino de la familia a cincuenta años de la “Humanae vitae”» comenzará mañana, con una primer reflexión histórica sobre el tema: «1968-2018: Complejidad de un balance», afrontado por Giuseppe Bonfrate, del departamento de Teología Dogmática de la Gregoriana y Stella Morra, del departamento de Teología Fundamental de la misma institución.

«El cincuenta aniversario de la “Humanae vitae” no puede ser descuidado», explicó Emilia Palladino, profesora de la facultad de Ciencias Sociales. «Nos parece interesante partir de la “Humanae vitae” para reflexionar sobre los cambios que han intervenido en las parejas y en las familias en los últimos cincuenta años. Son cincuenta años fundamentales para la historia italiana, europea y mundial, después de que el Sesenta y ocho cambió muchas cosas». Por este motivo, las dos facultades, juntas por primera vez, decidieron organizar estos encuentros con un corte fuertemente interdisciplinario: intervendrán sociólogos, demógrafos, médicos, teólogos morales fundamentales y dogmáticos, biólogos, estadísticos. «Hagamos un poco de academia. Queremos reflexionar sobre la realidad de la familia hoy a partir de la “Humanae vitae”». Una encíclica que injustamente pasó a la historia por el tema de los anticonceptivos. «En la encíclica de Pablo VI –recordó Palladino– no se trata solo de métodos naturales, sino también de muchas otras cosas; por poner solo algunos ejemplos: las políticas sociales para la familia, las nuevas familias en ambientes en donde hay migrantes, los cambios demográficos. La “Humanae vitae” será, pues, nuestra guía de significados y contenidos, que pretendemos desarrollar a la luz de los últimos cincuenta años».

El 24 de mayo, el padre Yáñez y el padre Azetsop concluirán el ciclo respondiendo a la pregunta: «¿Qué sucede hoy con la “vida humana”?». El curso, explicó Palladino, se dirige «principalmente a los estudiantes, pero está abierto a todos los que estén interesados en un tema, la vida, que tiene que ver con todos».

http://it.radiovaticana.va/news/2017/10/18/gregoriana_corso_per_i_50_anni_dellhumanae_vitae_/1343664

Nota catapúltica

1)El argentino Yañez es Director del Departamento de Teología Moral de la Gregoriana. Cuando un periodista le preguntó sobre los aspectos le gustaría destacar de Amoris Laetitia, contestó, empleando la típica jerga bergoglista:

“En primer lugar, realista: hay una visión realista y concreta de la familia, de la realidad familiar tal como se presenta hoy día con el deseo de acompañarla y de curarla. En segundo lugar, pastoral: es un documento que trata de abrir vías pastorales para acompañar mejor a las familias de hoy día. En tercer lugar, trata de comenzar procesos… no tratamos tanto de encontrar recetas, que son puntuales, sino de procesos que puedan integrar mejor a aquellos que están alejados o en situaciones de no total integración.

El lenguaje que usa es admirable, podríamos decir que es fruto de la escucha del pueblo de Dios, y entrega al pueblo de Dios un texto muy rico desde el punto de vista antropológico, espiritual, teológico y pastoral en un lenguaje que la gente puede entender… Tiene una visión positiva de la sexualidad y del amor conyugal incluso de aquellas situaciones que no son perfectas donde aplica la cuestión de las semillas del verbo diciendo que aún allí podemos ver aspectos positivos, valores”. http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2016/05/15/miguel-yanez-amoris-laetitia-discierne-sobre-las-familias-heridas-iglesia-religion-dios-jesus-papa.shtml

2)Por su lado,el camerunés Azetstop, en un número monográfico de la revista Concilium, de junio de 2010 dedicado a “Naturaleza humana y ley natural” donde se cuestiona el concepto tradicional de la naturaleza humana, “parte de la fuerza vital que fundamenta la visión africana de la existencia humana universal. Su enfoque sobre la moral, está centrada en la vida y en la comunidad. Podemos considerar esta fuerza vital como expresión de la ley natural, puesto que es una fuerza de progreso en la responsabilidad individual y la cohesión social. Pero la determinación de las exigencias morales concretas de la fuerza vital se desarrolla mediante la discusión social denominada “parlamento”. Como medio de discernimiento moral, el parlamento refleja el punto de vista que el africano tiene sobre la moral cuyo objetivo es conservar la vida y la armonía social”. http://www.tendencias21.net/Nuevas-perspectivas-sobre-la-ley-natural_a4884

¿Tendrá relación alguna “la fuerza vital” africana, producto del “parlamento”, con la definición de Santo Tomás de la ley natural: “participación de la ley eterna en la criatura racional”

3)Ver también los Posts del 24 de mayo y del 16 de junio, “R.I.P.PARA LA HUMANAE VITAE  http://catapulta.com.ar/?p=3307 Y “BERGOGLIO PRECIPITA LA DEMOLICIÓN (con los “discernimientos” y las “reinterpretaciones”)  http://catapulta.com.ar/?p=3543