PEQUEÑO APUNTE DEL DÍA

MÁS BAJO, IMPOSIBLE

En su loca e inescrupulosa carrera para seguir disfrutando de la buena vida, y de los favores de su mandamás Bergoglio, el tránsfuga “cum laude” Marcelo Sanchez Sorondo-una deshonra para su ilustre familia-ha caído en  la bajeza total, en la más abyecta mentira. (Ha cumplido ya los 75 y si no extrema el servilismo, puede perder todas las canonjías que goza como Canciller de la Pontificia Academia de Ciencias).

Como es de público y notorio conocimiento, una de las mayores prebendas  que Sánchez Sorondo aprovecha al máximo son los viajes y los buenos hoteles, que nunca deben ser de tres estrellas, por supuesto.(Hace unos años armó un escándalo en Madrid porque un pobre curita le consiguió uno de ellos, donde se alojaban habitualmente otros sacerdotes, y fue tanta la pataleta que al curita no le quedó otro remedio que despacharlo al Ritz).

Con este breve retrato psicológico del personaje, veamos hasta dónde es capaz de llegar Sánchez Sorondo, después de su “tour” por la China comunista:

En este momento, los que mejor realizan la doctrina social de la Iglesia son los chinos”.

“Ellos (los chinos) buscan el bien común, subordinan las cosas al bien general”.“Me lo aseguró Stefano Zamagni, un economista tradicional, muy considerado en todas las épocas, por todos los Papas”, precisó.

(Zamagni, que tiene una obra muy interesante, lamentablemente está próximo a los focolares)

Encontré una China extraordinaria; lo que la gente no sabe es que el principio central chino es trabajo, trabajo, trabajo. No hay otra, en el fondo es como decía San Pablo: el que no trabaje, que no coma. No tenés villas miserias, no tenés droga, los jóvenes no tienen droga. Hay como una conciencia nacional positiva, ellos quieren demostrar que han cambiado, ya aceptan la propiedad privada”.

Y ahora sigo con parte de la crónica de Marco Tosatti:

“(Sánchez Sorondo)destacó numerosos puntos de coincidencia entre la Santa Sede y Beijing, que “está defendido la dignidad de la persona” siguiendo, más que otros países, la encíclica de Francisco “Laudato Si” sobre el cuidado de la casa común, colocándose entre los defensores más activos del acuerdo Cop21 (la conferencia de las Naciones Unidas para limitar la emisión de gases que provocan el calentamiento global). “En eso está asumiendo un liderazgo moral que otros han dejado”.

Advirtió que también en el campo de la donación de órganos China “ha crecido enormemente”, dejando atrás la extracción forzada (que reconoció y abolió como práctica en 2005) y poniendo en marcha un sistema “muy interesante” que vincula digitalmente a los donantes con los receptores en todo el país.

La impresión es que China está evolucionando muy bien. Me preguntaron cómo eran las relaciones entre China y el Vaticano, respondí que en este momento no existe ninguna formalmente porque no tenemos embajadores ni nuncios, pero en este momento existen muchos puntos de encuentro. El mundo es dinámico y evoluciona. No se puede pensar que la China de hoy es la China que tenía Juan Pablo II o la Rusia de la guerra fría”.

http://www.marcotosatti.com/2018/02/06/dottrina-sociale-della-chiesa-la-cina-la-realizza-parola-di-sorondo-brandi-e-i-laogai-e-il-tibet-e-questa-la

Y espero que las acotaciones catapúlticas revelen las descaradas mentiras del tránsfuga, especialmente esa burla siniestra de que “En este momento, los que mejor realizan la doctrina social de la Iglesia son los chinos”.

Notas catapúlticas

1)“En una nota en la que también informan sobre la enorme suma de dinero que utilizan para distribuir anticonceptivos en el país, el gobierno de China dio a conocer la alarmante cifra de abortos que se realizan en esta nación asiática: 13 millones al año.

Según afirma el periódico oficial de China, el Diario del Pueblo en su versión en español, son 13 millones los abortos a pedido que se realizan en China, de los cuales el 62 por ciento se practican en mujeres cuyas edades están entre 20 y 29 años, la mayoría de ellas solteras.

“…entre los años 2006 y 2010 se gastó en China la astronómica cifra de 402,5 millones de dólares para distribuir anticonceptivos en todo el país.

Hace 35 años entró en vigor la política del hijo único en China, que obliga a las familias a tener un solo hijo o enfrentar duras sanciones. En este tiempo, 400 millones de niños han muerto por abortos forzados como parte de este programa del gobierno comunista”.

https://www.aciprensa.com/noticias/sabes-cuantos-millones-de-abortos-se-hacen-al-ano-en-china-47919

2) “El aborto en la República Popular China, referido al aborto inducido o interrupción voluntaria del embarazo, es legal y es un servicio sanitario gratuito que ofrece el gobierno a petición de la mujer”.

https://www.lainformacion.com/asuntos-sociales/aborto/el-numero-de-abortos-en-china-desde-1979-supera-a-la-poblacion-actual-de-ee-uu_lP

3) “La persecución que sufren actualmente los cristianos es peor que cualquier tiempo de la historia. Ningún otro credo religioso tienen tantos asesinados o encarcelados. Así lo reveló el último informe de Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) que estudió el período comprendido entre agosto de 2015 y julio de 2017

Ayuda a la Iglesia Necesitada tomó sólo a trece países para su informe porque son los estados donde la persecución es más seria: China, Egipto, Eirtrea, India, Irán, Irak, Nigeria, Corea del Norte, Pakistán, Arabia Saudí, Sudán, Siria y Turquía”. http://infocatolica.com/blog/cristianosperseguidos.php/1605010709-persecucion-comunista-el-caso

4)El encuentro internacional contra el tráfico de órganos en curso en el Vaticano, el canciller de la Academia Pontificia de las Ciencias, Mons. Marcelo Sánchez Sorondo, defendió la presencia de China en el encuentro, criticada por activistas y médicos porque es sospechosa de permitir el comercio de órganos de prisioneros condenados a muerte.

“En China, ¿están realizando trasplantes ilegales de órganos? No podemos asegurarlo”, dijo Mons. Sánchez Sorondo. Y agregó: “Pero nosotros queremos reforzar por un cambio”.

La respuesta del obispo trató de calmar las aguas a la discusión después del discurso de Huang Jiefu, ex vice-ministro de la salud y ahora jefe del Comité nacional para los trasplantes y las donaciones de órganos. Huang trató de asegurar a la comunidad médica internacional que China está “reparando su modo de obrar”, después de un pasado de amputaciones de órganos a los prisioneros condenados a muerte, sin ni siquiera con su consentimiento. Huang también recordó que con una ley de 2015, Beijing prohibió el tráfico de órganos de los prisioneros.

Muchas asociaciones médicas, miembros del movimiento espiritual Falun Gong y grupos de activistas acusan a China que continúa por detrás el lucroso tráfico, destinado a gente local y a extranjeros en busca de un trasplante. Huan g declaró que es consciente “de las especulaciones referidas a mi participación al encuentro” y expresó sus “continuas preocupaciones” sobre el tráfico de órganos. Pero- como ha subrayado también el otro miembro de la delegación china, el doctor Haibo Wang-es imposible tener un total control sobre todas las actividades de trasplantes que suceden en China, donde existen un millón de centros y tres millones de doctores que obran en el sector.

Existe igualmente en el país un mercado negro de órganos que no está ligado sólo a los condenados a muerte, sino al comercio por la sobrevivencia.

Entre los activistas se expresa también la acusación que la actitud benévola de la Academia Pontificia de las Ciencias hacia China, “da un aire de legitimidad” a lo que sucede en el país y es un modo para el vaticano para agraciarse a Beijing y hacer continuar el diálogo con la Santa Sede

http://www.asianews.it/noticias-es/Tr%C3%A1fico-de-%C3%B3rganos:-Vaticano-en-defensa-de-China.-Huang-Jiefu:-No-tengo-ninguna-tarea-diplom%C3%A1tica-39881.html

5) “Al inicio del tercer milenio existen todavía campos de concentración como los «gulags» soviéticos y los «lagers» nazis. Se encuentran en China y se llaman «laogais».

https://es.zenit.org/articles/en-china-sigue-habiendo-campos-de-concentracion/

“Laogai (Chino: 勞改; pinyin: láo găi), la abreviatura de Laodong Gaizao (勞動改造) que significa reforma por el trabajo (traducido habitualmente como reeducación por el trabajo), es el lema del sistema de justicia chino y se usa para referirse al uso de trabajos forzosos en las prisiones de la República Popular China y, por extensión, a los lugares donde ocurre. Se estima que en los últimos 50 años más de 50 millones de personas han pasado por los campos del Laogai”

https://es.wikipedia.org/wiki/Laogai