NO SON TEÓLOGOS: SON IDEÓLOGOS DE LA REVOLUCIÓN

Unos 25 teólogos entre obispos, cardenales y profesores se reunieron del 3 al 5 de abril en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, Colombia, junto a toda la comunidad universitaria para celebrar el Congreso Internacional “Medellín: 50 años después” en el que han reflexionado sobre su “vigencia actual”, la “opción por los pobres y la pobreza” o “el rostro de una Iglesia auténticamente pobre, misionera y pascual” entre otras cosas.

La apertura del congreso, organizado por el Grupo Iberoamericano de Teología de la Facultad de Teología de la Javeriana y el Boston College Escuela de Teología y Ministerio, fue realizada por el cardenal Baltazar E. Porras Cardozo, arzobispo de Mérida.

La conferencia inaugural “Las opciones de Medellín siguen vivas”, estuvo a cargo del padre Luis Guillermo Sarasa SJ, mientras que monseñor Raúl Biord Castillo, obispo de La Guaira y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana realizó una ponencia sobre “evangelización y promoción humana en Medellín”.

Intervinieron también el sacerdote argentino Carlos Galli sobre “El rostro de una Iglesia auténticamente pobre, misionera y pascual, el profesor Rafael Luciani, “Liberación y salvación en la historia”, el padre Juan Carlos Scannone SJ, “La vigencia actual de Medellín y el papa Francisco”, entre otros.

También fue invitado el profesor Guzmán Carriquiry, secretario de la Comisión Pontificia para América Latina.

http://www.aica.org/33008-concluyo-el-congreso-medellin-0-anos-despues.html

Copio y pego algunas expresiones de los “teólogos”.

Carlos Galli:

La Conferencia del episcopado latinoamericano reunido en Medellín en 1968 acentúa la dimensión profética y muestra el rostro de una Iglesia Pascual, comprometida con la opción preferencial de los pobres. El pontificado de Francesco  es un nuevo inicio del proceso conciliar y reanima la reforma de la Iglesia iniciada en Medellín como Iglesia de la frontera, y que marcha desde las periferias. Francisco es el primer Papa latinoamericano y muestra la finalización del eurocentrismo eclesial”. Con Medellín emergió una jueva forma de concientización del pueblo y del accionar de los obispos”

El secretario general del Celam en la Conferencia de Medellín era el argentino Pironio quien afirmó que los pobres son sacramento de Cristo. Por esto el Papa Francisco canonizará a monseñor Oscar Romero, presente en Medellín y asesinado en  San Salvador en  1979 y paralelamente canonizará a Paulo VI, justamente en el 50° aniversario de la Conferencia de Medellín”

Gustavo Gutiérrez:

 “La irrupción del pobre es la irrupción de Dios Debemos escuchar al ser humano desde lo bajo. Por esto Medellín es parte de la innovación eclesial iniciada con el Concilio Vaticano II, la historia y la liberación integral del hombre y de la mujer se convierte en lugar teológico”.

(No es casual que uno de los padres de la “Teología de la Liberación” haya sido convocado. No se debe olvidar que el Documento de Medellín alienta la insurrección. Ver Post del 9 de marzo: “LOS TEÓLOGOS DEL PUEBLO PREPARAN UN MAGNO AQUELARRE” http://catapulta.com.ar/?p=5033)

Juan Carlos Scannone:

Se valoriza la elección del Papa Francisco de volverse hacia  los movimientos populares, a los que convocó en tres oportunidades en el Vaticano, como protagonistas del cambio de estructuras inicuas, universalizando el mensaje de Medellín. La cultura del descarte en la globalización neoliberal se contrapone a la creatividad de los movimientos populares que mediante su trabajo comunitario y la economía popular construyen la dignidad de los pueblos, y hacen poesía, como dice el Papa. Esos encuentros de los movimientos sociales son una actualización son la actualización de la opción preferencial por los pobres del documento de Medellín.

https://agensir.it/quotidiano/2018/4/6/colombia-alla-javeriana-di-bogota-congresso-teologico-medellin-cinquantanni-dopo-

Rafael Luciani:

“El Papa Bergoglio es una expresión de una Iglesia emergente en América Latina que estaba madurando con el tiempo  y que ha hecho una propuesta que ya es universal, a partir de la opción por los pobres. La teología con el pontificado de Francisco se ha renovado y revitalizado.”. https://agensir.it/quotidiano/2018/4/6/colombia-alla-javeriana-di-bogota-congresso-teologico-medellin-cinquantanni-dopo-

(En la foto, Galli, Gutiérrez y Luciani. Por supuesto, más vale perderlos que encontrarlos)

Nota catapúltica

Tanto palabrerío-“dimensión profética” “concientización del pueblo” “liberación integral del hombre y de la mujer”, “estructuras inicuas”,“madurando con el tiempo”-me hace recordar la advertencia de Pío XII en Humani generis:

 “…es de suma imprudencia el abandonar o rechazar o privar de su valor tantas y tan importantes nociones y expresiones que hombres de ingenio y santidad no comunes, bajo la vigilancia del sagrado Magisterio y con la luz y guía del Espíritu Santo, han concebido, expresado y perfeccionado —con un trabajo de siglos— para expresar las verdades de la fe, cada vez con mayor exactitud, y (suma imprudencia es) sustituirlas con nociones hipotéticas o expresiones fluctuantes y vagas de la nueva filosofía, que, como las hierbas del campo, hoy existen, y mañana caerían secas; aún más: ello convertiría el mismo dogma en una caña agitada por el viento. Además de que el desprecio de los términos y nociones que suelen emplear los teóricos escolásticos conducen forzosamente a debilitar la teología llamada especulativa, la cual, según ellos, carece de verdadera certeza, en cuanto que se funda en razones teológicas”.

Y esto sin contar el tono clasista empleado por Gutiérrez:“escuchar al ser humano de lo bajo” y el sabor hegeliano marxista de “concientización” y “maduración”.

Es inútil que Gutiérrez y Scannone, que cuestionan al neoliberalismo, pretendan afirmar que no emplean los análisis marxistas. De hecho, la teología del pueblo plantea una nueva oposición dialéctica, sea “pueblo-antipueblo” o “ pobres-ricos”. Por otra parte, se olvidan de que el liberalismo-eso es y no “neo”-fue fulminado por Pío XI en la Quadragesimo anno, una encíclica hoy absolutamente olvidada y que constituye la carta magna del orden social cristiano. Si la leyesen y entendiesen, ambos  sedicentes teólogos se enterarían de cuáles son las “estructuras inicuas” forjadas por el liberalismo y cómo se implantan en los pueblos ,mediante “el imperialismo del dinero”.