“PONCIO” MACRI

“Hace ocho días ha comenzado en el Parlamento nacional un simulacro de debate sobre el proyecto de ley de despenalización del aborto, enviado por el presidente Mauricio Macri para su tratamiento legislativo.

Si bien el primer mandatario argentino se ha declarado personalmente en contra de la despenalización, ha argumentado que “no quiere imponer su voluntad a nadie” y que “respetará lo que decidan los legisladores”, a favor o en contra, renunciando anticipadamente a vetar la ley, si se aprueba el proyecto.

Lo que lo no dicho Mauricio Macri es que, en realidad, quien lo ha obligado a presentar el proyecto de ley para su tratamiento legislativo ha sido el Banco Mundial, a través de su funcionaria Margo Thomas, en ocasión de la reunión del G20 celebrada hace más de 2 semanas en Buenos Aires. Es bien conocida la posición oficial pro-aborto del Banco Mundial, y la forma de presión e imposición que ejerce en gobiernos como el argentino, dependiente en forma absoluta de los préstamos que esa institución hace a la Argentina desde marzo de 2011, para financiar los planes sociales que constituyen el único ingreso con el que pueden contar hoy unas 11 millones de personas.

Si bien el presidente argentino se manifiesta católico, y además ha sido egresado universitario de la Universidad Católica Argentina, su catolicismo deja mucho que desear, como se aprecia muy bien en su actitud típica de un Poncio Pilato que deja de lado sus convicciones para someterse al chantaje del imperialismo financiero y demográfico que ejercen los dueños de las finanzas internacionales (dueños a su vez de la economía mundial y que concentran las riquezas a más no poder, implementando un genocidio planetario, para poder “gozar en paz” de su latrocinio), impidiendo ahora y en el futuro que la mayoría de los pueblos del mundo consuman los bienes y riquezas que supuestamente pertenecen a esa elite parasitaria y depredadora. El arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, definió acertadamente al presidente argentino, caracterizándolo como un “católico que no sabe hacer la señal de la cruz”. Un católico que cuando tiene que dar testimonio de su fe retrocede y se inclina ante la voluntad de los poderosos, en este caso, del Banco Mundial, para dar paso al asesinato “legal” en el seno materno de miles y miles de niños por nacer.”

Leer más en

http://www.lanuovabq.it/it/aborto-le-pressioni-della-banca-mondiale-sullargentina

(La traducción es de José Antonio Quarracino, siempre el pie de su cañón, y a quien le mando un cordial saludo)

Nota catapíultica

Durante su visita a Buenos Aires, dijo Thoma:
Si las mujeres tienen control sobre sus cuerpos y su capacidad de concebir, eso tiene mejor resultado para sus vidas y para la calidad de vida de los chicos, porque se pueden ocupar mejor ellos, en el caso de que los tengan. Y por supuesto en la capacidad de actuar en la esfera económica, de tener una profesión, de tener un negocio o como sea… puede contribuir (en la esfera económica).”

http://manoamanocba.com.ar/margo-thomas-el-acceso-al-aborto-mejora-la-capacidad-de-las-mujeres-de-actuar-en-la-esfera-economica/