EL “VÍA CRUCIS INTERRELIGIOSO”:UN INSTRUMENTO PARA EL ODIO Y LA VENGANZA

 “El sábado 31 de marzo de 2018 se realizó el 7° Vía Crucis Interreligioso, convocado por el Espacio Patrick Rice (ex – ESMA) que reúne a más de 25 Organizaciones y Comunidades ligadas a la Memoria y los Derechos Humanos, y coordinado por Nueva Tierra.

Participaron de la actividad más de 170 personas, quienes bajo el lema: “La Resistencia del Pueblo es Fuerza Liberadora”, formaron parte de los 15 momentos de memoria conjugaron el Camino de la Cruz, la desaparición, tortura y muerte de los 30.000, y los atropellos a la dignidad, la pérdida de derechos y las muertes actuales.

Los signos, gestos y palabras estuvieron fuertemente marcados por una posición de denuncia, resistencia, empoderamiento y lucha frente a la violencia institucional del Estado.

El encuentro finalizó con una celebración dónde se pintaron pañuelos, y se prendió un fuego nuevo como símbolo de resurrección, de memoria encendida y de compromiso para iluminar las luchas que nos animen a construir colectivamente una democracia inclusiva, sin atropellos, hambre y muertes”

http://www.nuevatierra.org.ar/blog/2018/04/01/se-realizo-el-7-via-crucis-interreligioso/

Nota catapúltica

“El irlandés Patrik Rice llegó a la Argentina en 1970. Religioso de la Congregación del Verbo Divino. Luego conoció en 1972 la obra de los “Hermanitos de Foucauld” (La Fraternidad de los Hermanos del Evangelio) que tenían un centro en el Norte de Santa Fe, en Fortín Olmos y adhirió a los mismos, sumándose así a la organización. Ésta lo envio a una de las comunidades que tenían en el barrio capitalino de Villa Soldati donde Patrick trabajó en el rubro de la construcción (como cura obrero) en tanto daba catequesis en una villa de emergencia. Allí tomó contacto y adhirió a las propuestas de los “Cristianos para la Liberación” ligados al peronismo montonero.En la noche del 12 de octubre de 1976, Rice salía de Villa Soldati y caminaba con la que luego sería su esposa (Fátima Edelmira Cabrera), cuando fue interceptado por dos hombres de civil armados que los subieron a una camioneta y los depositaron en la Comisaría 36. Luego lo expulsaron del país junto a Fátima, vía Ezeiza en diciembre de 1976 y recién volvió a la Argentina en 1984 de visita. En ese interín se dedicó a trabajar por los derechos humanos, siempre dentro de la Fraternidad. Un año en Inglaterra, dos en los EE.UU. y desde 1980 en adelante en Venezuela, con la Federación de Familiares de Detenidos-Desaparecidos de América Latina (FEDEFAM). Sobre la trágica experiencia vivida en Argentina, hizo la denuncia –inclusive sobre la complicidad de la jerarquía eclesiástica en el genocidio- ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en 1979, la que fue tachada como “versiones de terroristas” por la dictadura. En 1985 se casó y pasó a la parte seglar de la Fraternidad. Falleció el lunes 12 de julio de 2010 de un ataque al corazón. Fue enterrado en el cementerio británico de Buenos Aires.” http://www.robertobaschetti.com/biografia/r/213.html