ESTO CLAMA AL CIELO

No hay nada, e insisto, nada, en ninguna norma constitucional o de ningún tratado internacional, que obligue al Estado argentino a sancionar penalmente la interrupción voluntaria de la gestación. Aun cuando se interpreten normas como el artículo 4 de la Convención Americana, en el sentido de que genera una obligación estatal de proteger al embrión o al feto, de allí no se desprende la existencia de una obligación de sancionar penalmente a quien interrumpa un embarazo.

La protección de derechos no requiere inevitablemente de la aplicación de sanciones penales. Decir lo contrario es incurrir en una evidente falacia, en un insalvable error lógico. El valor moral del embrión a partir de su potencialidad de convertirse en una persona, no desaparece cuando entra en conflicto con los principios de autonomía y de igualdad que respaldan la decisión de la mujer de interrumpir un embarazo no deseado, pero debe ceder frente a ellos al menos durante el primer trimestre de gestación.

Así, no sólo no hay ningún obstáculo constitucional o convencional para que el Congreso despenalice el aborto en este último caso, sino que es posible incluso sostener que la penalización vigente es inconstitucional y que, por lo tanto, los legisladores deben derogarla. La jurisprudencia estable de nuestros más altos tribunales de justicia sobre autonomía e igualdad va en ese sentido.

Esta no es una competencia entre las dos mitades de la biblioteca. Es un proceso deliberativo en el que sólo por medio de razones llegaremos, aunque más no sea provisionalmente, a conocer la verdad constitucional”.

https://www.clarin.com/opinion/aborto-constitucion_0_Hy4q-txAf.html

Como liberal, creo que la autonomía personal exige que la persona decida sobre su propio cuerpo. Entonces parecería que la discusión sobre quién decide sobre la interrupción o no de un embarazo es de la persona que está involucrada. Sin embargo, es un tema muy complejo porque también hay mucho discutido sobre si esta libertad o decisión autónoma de la mujer debe darse en todos los momentos del embarazo o si hay algún momento en el cual se hace más complicado de aceptarlo. Yo creo que en eso la opinión más o menos generalizada, sobre todo a partir del debate que se dio en Estados Unidos en 1973 por el caso Roe vs. Wade, es que está más claramente justificado reconocerle a la mujer esa decisión autónoma en los primeros meses”

http://www.nuevospapeles.com/nota/5351-roberto-saba-la-desigualdad-de-trato-hacia-las-mujeres-es-estructural

(Opiniones de Roberto Saba es Profesor de Derechos Humanos(¡¡) y Derecho Constitucional (UBA y Universidad de Palermo)

“El gobierno de Ontario tiene en sus planes ofrecer la opción de un certificado de nacimiento neutro, que no defina el sexo de la persona al momento del nacimiento.

Esta iniciativa podría implementarse a partir del año 2018.

Ontario ya había anunciado la intención de emitir licencias de conducir, así como tarjetas del seguro médico que no indiquen el sexo de la persona.

En el caso de esta nueva iniciativa para producir certificados de nacimiento “neutros”, vino del pedido de Joshua M. Ferguson, un cineasta de Ontario que pidió a las autoridades modificar su certificado de nacimiento, para que pase de “masculino” a “no binario”.

Ferguson alega que no se identifica ni con el sexo masculino, ni con el femenino. De hecho, ha manifestado que prefiere que se refieran a su persona con los pronombres plurales, en inglés “they / them / their”.

Su argumento para modificar su certificado de nacimiento es que el sexo que aparece en el documento no está acorde a su identidad, por lo que espera que las autoridades le permitan cambiarlo.

El ministro parece estar de acuerdo, por lo que llevará adelante esta propuesta para dar la opción a las personas que tengan una posición como la de Ferguson. El gobierno de Ontario admite que el principal tema a resolver es que el documento pueda ser reconocido en otras jurisdicciones (empezando por las otras provincias del país) sin ningún problema”. http://nmnoticias.ca/2017/05/19/ontario-certificado-nacimiento-genero-neutro/