DOS EMINENTÍSIMAS LACRAS

EL“VENERABLE HERMANO”

El 10 de Mayo se inauguró en el Metropolitan Museum de Nueva York la blasfema  exposición Heavenly Bodies para “mostrar el diálogo entre Moda y Religión a lo largo de los siglos”. Previamente, en febrero, hubo una presentación en Roma  a cargo de Donatella Versace, Anna Wintour y el cardenal Gianfranco Ravasi, que “han jugado un papel importante en la exposición” “Anna Wintour es la suma sacerdotisa de la Moda y del Costume Institute. Donatella Versace representa a una marca que ha recurrido con frecuencia a la iconografía católica y Ravasi ha sido clave en el préstamo de cuarenta piezas del Vaticano y ha escrito un texto en el catálogo de la exposición. Las imagen de las dos mujeres juntas no chirría. La del cardenal, vestido como tal, sí. Fue él quien robó los focos ese día. También fue quién lanzó el mejor titular cuando afirmó que “Dios también se preocupaba de lo que vestían sus discípulos”. Algo así solo lo puede decir en voz alta alguien con su poder y su carisma, que es un eufemismo para decir santa chulería”.

“Nacido en Merate hace 75 años, Ravasi es el brazo cultural del Vaticano, sería el equivalente a su ministro de Cultura, si existiese ese cargo. Esto, en sí, ya es relevante. Pero si Ravasi posaba al lado de la Wintour, la suma sacerdotisa de la moda, no era por ostentar este puesto. Era por ser como es. A lo largo de su vida como clérigo se ha desmarcado por su voluntad por conectar con el mundo contemporáneo. Ha promovido el diálogo con agnósticos y ateos; también ha fundado un órgano llamado Consulta Femenina formado por 37 mujeres para discutir y tomar decisiones relativas a temas como robótica o violencia de género. Ravasi ha agitado a una institución que basa su gran parte de su poder en su estatismo. Se ha atrevido, incluso, a afirmar que la teoría de la evolución es compatible con la Biblia. Es lo más cerca que hay en la Santa Sede a un punk.

http://www.revistavanityfair.es/celebrities/articulos/gianfranco-ravasi-cardenal-anna-wintour-donatella-versace-exposicion-gala-met/30879

Pero hay algo más sobre Su Eminencia:

La Gran Logia de España ha contestado al escrito que el cardenal Gianfranco Ravasi les dedicó el mes pasado y en el que invitaba al diálogo entre la masonería y la Iglesia Católica. En un tono muy amigable los masones españoles dedican un escrito al actual presidente del Pontificio Consejo para la Cultura.

Tras reconocer el “gesto de valentía” del purpurado, la logia le honra como uno de los suyos, como “venerable hermano”. La logia explica que “su nuevo tratamiento significa lo mismo para la Iglesia que para la Masoneria: alguien de una bondad blanca y sin mácula. Ese es el ideal masónico.” https://www.actuall.com/laicismo/los-masones-hacen-suyo-al-cardenal-ravasi-su-venerable-hermano/

Un juicio bastante menos amable tiene monseñor Ariel Levi di Gualdo:

“…el Cardenal Gianfranco Ravasi se revela impulsado por una psicología homosexual. Esto no quiere decir ― sea claro ― que haya practicado la homosexualidad, algo que no podemos saber y ni mucho menos afirmar; porque esto en conciencia sólo lo puede saber él. A mayor razón, él pertenece a la categoría de homosexuales que en general son peores: los homosexuales reprimidos. Aquellos que se han acostumbrado a desahogar los impulsos de la libido de forma diversa, y en modo peor. De hecho, un eclesiástico animado por una psicología estructuralmente homosexual, tarde o temprano, termina por profanar la misma fe, especialmente después de haberse posicionado en lo más alto de la escala jerárquica y, cayendo al final en la megalomanía que lo lleva a pensar de ser un intocable a quien todo se concede. Y en la psicología del homosexual eclesiástico más o menos reprimido, según los diferentes casos, los tres elementos que emergen son el narcisismo, la vanidad y el exhibicionismo ostentoso y sin restricciones

http://isoladipatmos.com/en-verdad-os-digo-ante-esa-damisela-sacrilega-del-cardenal-gianfranco-ravasi-la-disenadora-donatella-versace-es-un

EL BOTARATE

Para el Cardenal Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York, la Met Gala es un aspecto de la evangelización de la cultura” que “no es blasfema ni ofensiva” por lo que “se sintió feliz de estar allí”. https://www.lifesitenews.com/news/cardinal-dolan-spirit-of-the-met-gala-was-not-offensive-or-blasphemous-at-a

Pero Dolan no es tan dañino como Ravasi: no pasa de ser un perfecto botarate.

Nota catapúltica

Sobre Dolan ver Post “EMINENTÍSIMA PROCACIDAD” (29 de noviembre de 2016) donde se lo puede ver alzando la pierna, remedando a las Rockette Girls. Y hoy se agrega otra foto con las fulanas.

http://catapulta.com.ar/?p=2055