DECLARACIÓN DEL INSTITUTO DE FILOSOFÍA PRÁCTICA: OTRA VEZ, LA PERVERSIDAD EN EL PODER

“Donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón. La lámpara del cuerpo es el ojo. Si tu ojo está sano todo tu cuerpo estará luminoso. Pero si tu ojo está enfermo, todo tu cuerpo estará a oscuras”

Evangelio, Mateo, 6, 21/23 

I.-

Esta declaración reconoce sus antecedentes en tres anteriores: Acerca de tres modos de gobernar, El legado de un perverso y Acerca del sitio web Chau Tabú, que aparecen en el libro Doce años de declaraciones que no necesitan aclaraciones, publicado por el INFIP, págs. 96 y ss., 123 y ss. y 209 y ss. que se encuentra en venta en nuestra secretaría. A ellas se les agrega el fresco de Lorenzetti, “el bueno”, al decir de nuestro distinguido consocio Luis María Bandieri, que se encuentra en el Palacio Municipal de Siena.

II.-

En la primera, al referirnos a la filosofía clásica, recordábamos que no dudaba en calificar de corruptos a los regímenes desviados que “intentaran pervertir a los ciudadanos”.

Allí, al referirnos a la influencia del poder público sobre los particulares, señalábamos que existen tres posibilidades: inducirlos en forma inteligente a la vida virtuosa, ser indiferente ante el bien y el mal o inducir, favorecer, promover el mal, que es lo que hacía con entusiasmo el gobierno de Mauricio Macri en la C. A. B. A., en ese tiempo, lo cual se acreditaba con varios ejemplos.

III.-

En la segunda, al referirnos al legado de Néstor Kirchner, aparecían entre otros logros: la discordia, el sodomonio, la corrupción moral y cultural, la economía “al revés”, la inseguridad galopante y la droga instalada, la Argentina en estado de indefensión. Todo esto goza de buena salud con el continuismo macrista.

IV.-

En la tercera, al referirnos al portal “Chau, tabú”, destinado a corromper a los adolescentes, elaborado por especialistas en educación y en salud, cuyos contenidos fueron revisados por la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) presentado públicamente por María Eugenia Vidal, con el aval expreso de Macri, con la actuación de la banda Agapornis. En ella aparecía su principal promotora con un título, no heredado, sino ganado como gestora de tanta maldad moral: “Marquesa de Sade”.

V.-

En nuestros días, la campaña que trata de inducir al mal, al pecado y al vicio se reitera todos los días, sin prisa y sin pausa, auspiciada por el actual presidente y varios gobernadores, con infidelidad, abuso, prepotencia, pertinacia.

Así, en el programa de Macri no figuraba que promovería la fornicación, regalando preservativos, como aparece en avisos de media página publicados por la presidencia en el matutino La Nación, todo eso con nuestros impuestos, usados con la prepotencia que otorga un poder sin honor.

Tampoco figuraba que endeudaría al país con el BID hasta U$S 200.000.000 para promover el género, que no es precisamente un pedazo de tela, sino una teoría errónea, contraria a la biología y a la moral B.O. 8/11/18 y para financiar el aquelarre de un Encuentro de mujeres.

VI.-

Sin embargo, todo esto busca confundir, embarullar las cabezas, apagar las luces de la razón y de la revelación, capturar o retener a tantos imbéciles, que repetirán “lo anterior era peor”, sin advertir que la continuidad es absoluta en el plano moral y relativa en el plano económico, lo cual no garantiza que sea mejor ni mucho menos, pues estamos cada vez más pobres, más endeudados, más saqueados, más confundidos, más inseguros.

VII.-

En el matutito La Prensa del 11 del corriente con el título “Contra la agenda global de Cambiemos”, aparece una nota crítica del arzobispo emérito de La Plata, monseñor Héctor Aguer contra la “agenda globalista del gobierno”, al referirse a un libro que circula en la Provincia de Buenos Aires titulado “Niñez en construcción”.

Se refiere a las teorías de los “constructivistas” quienes “suponen que el niño es una construcción”; “para ellos el niño no es el niño con toda su espontaneidad e ingenuidad”, “no son nenes y nenas”. “El gobierno va a reemplazar a la familia y a la escuela”.

“Esta gente va a tener que dar a cuenta a Dios y a la historia nacional”. Hasta aquí todo muy bien.

Pero después viene lo increíble, que muestra la confusión del prelado: “Lo siento mucho, porque aquí quien encabeza la lista es la señora gobernadora María Eugenia Vidal, por la cual siento un especial respeto, valoración y simpatía, pero acá está en complicidad con este cuadernillo de la señora Daniela Reich”.

¡Respeto, valoración y simpatía! ¡No monseñor! Vidal no es cómplice, es la principal responsable de burlarse de las Sagradas Escrituras, la cual, en su primer libro, el Génesis relata: “Creó Dios a imagen suya al ser humano… macho y hembra los creó” (I, 27,) versión Biblia de Jerusalén.

¡Respeto, valoración y simpatía! Por la promotora del portal Chau Tabú, para satisfacer “derechos” a una “información científica sobre la sexualidad y a una educación laica sin prejuicios”, que destruye a los adolescentes.

¡Respeto, valoración y simpatía! por quien promulgó la ley irracional e injusta que determinó que el número de desaparecidos en la Provincia que desgobierna fue de 30.000 entre el 24 de marzo de 1976 y el 9 de diciembre de 1983; ni un día más, ni uno menos (ver nuestra declaración “La bruja Heidi, se disfraza de hada o como inmolarse por lo políticamente correcto”, en el libro de nuestras declaraciones, citado, p.303).

VIII.-

No tenemos el menor respeto ni simpatía por el ingeniero Mauricio Macri que destruye un poco más este país cada día, quien bailó en el balcón de la Casa Rosada al asumir y que, en su Facebook, muestra a sus más de cuatro millones de seguidores, su visita a un sodomonio de dos mujeres, que adoptó a una chica hace seis años, “agenda progresista” (Pablo Sirvén, “La imagen de un presidente”, La Nación, 11/11/2018).

Detestamos su mentalidad geométrica, su materialismo, su economicismo, su despreocupación por las “cosas del alma”, que debe tener, según Platón, todo buen gobernante.

Nuestra valoración es negativa y esta repulsa abarca también a la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, la “Marquesa de Sade”. Nuestro respeto, valoración y simpatía, en cambio, hacia todas las víctimas de semejantes personas, a todos los que soportan, con buenas dosis de estoicismo, al poder sin honor que hoy nos agobia.

Buenos Aires, noviembre 13 de 2018.

Juan Vergara del Carril                                   Bernardino Montejano

Secretario                                                       Presidente