BESTIARIO BERGOGLISTA (50)

1)Siempre tuve al Padre Guillermo Marcó por un pelmazo bastante inofensivo, con algunos toques de inimputabilidad intelectual. Pero hoy debo modificar mi opinión, por esto que escribió en clara muestra de mala leche:

“Durante la dictadura militar la mayoría del Episcopado hizo un silencio complaciente, salvo obispos como Jaime De Nevares, Miguel Hesayne, Jorge Novak o Angelelli, que tuvieron una actitud de denuncia que fue muy mal vista por no pocos de sus pares. La prédica y las acciones de Angelelli en favor de los más pobres en una provincia eternamente pauperizada, su apoyo a la organización sindical minera y a los peones rurales, así como el hecho de celebrar la misa de Navidad en barrios humildes y no en la catedral, le valieron el mote de “obispo rojo”.

Angelelli encontró la muerte al regresar del entierro de dos de sus sacerdotes que habían sido asesinados y que también serán beatificados. El Episcopado lo había dejado solo y tras su muerte juzgó que –como decía el Gobierno militar-se debió a un accidente automovilístico. Nuevas investigaciones probaron su asesinato y el Papa Francisco activó entonces el causal de beatificación por martirio. Equivocado o no, Angelelli se jugó por lo que creía que era el eco del Evangelio para su tiempo. Es decir, estar del lado de los pobres y no callarse por miedo a quienes tenían el poder y que acabaron con su vida”.

http://www.valoresreligiosos.com.ar/Noticias/la-iglesia-sale-al-cruce-de-las-criticas-13756

He buscado por la red si Marcó se había ocupado del “mártir” Angelelli y no encontré nada. Concluyo entonces que lo que busca Marcó, echando un manto de sombra contra el Episcopado de aquellos años, es quedar bien con il capo di tutti capi que se aloja en Santa Marta, siempre interesado en ocultar sus buenas relaciones con el almirante Massera, a quien en 1981 hizo profesor honoris causa de la Universidad del Salvador.

2) “La Orden Jesuita de Alemania publicó una declaración explicando que el padre Ansgar Wucherpfennig ha sido rehabilitado para ocupar el cargo de rector de la Escuela de Filosofía y Teología Sankt Georgen en Frankfurt.

Wucherpfennig había sido cuestionado previamente por el Vaticano,a causa de sus comentarios favorables a los homosexuales y a la ordenación  de las mujeres.

El Superior General de los Jesuitas, Arturo Sosa, aprobó el nombramiento.”

https://www.lifesitenews.com/blogs/vatican-approves-pro-homosexual-priest-as-rector-of-catholic-university