COMUNIDADES ECLESIALES DE BASE: UNA HERRAMIENTA SUBVERSIVA

Las ilustraciones corresponden a la Diócesis de Januaria (Minas Gerais,Brasil) y las notas esclarecen sobre quiénes fueron el dominico Tito de Alencar Lima y el cura Josimo.

1)“Tito y los frailes dominicos de las Perdizes [barrio de San Pablo donde está ubicado el convento de los dominicos], así como otros en toda América Latina en los años 1960 y 1970, intentaban conciliar a Marx con Cristo. Son dos discursos radicales de transformación y justicia social. La Teología de la Liberación nació como una respuesta a los anhelos de justicia, mostrando que Jesucristo se interesaba por el hombre encarnado, por su vida en la tierra y no sólo por sus almas. Tito escribió: “El cristianismo no puede callarse ante las injusticias, pues callar es traicionar. Su deber es convertirse en la sal de la tierra, la luz del mundo. […] Hoy, un tercio de la Iglesia de Brasil se compromete: nosotros renunciamos a una revolución cristiana y estamos decididos a participar en la lucha del pueblo por sus derechos fundamentales. A esta lucha están invitados todos los que desean un mundo más justo y más humano”.

(Tito) actuó con un grupo de frailes dominicos que daban apoyo a la Alianza Libertadora Nacional (ALN), grupo revolucionario creado por Carlos Marighella al dejar el Partido Comunista Brasilero, por el cual había sido electo diputado en la década de 1940. Algunos frailes del Convento de las Perdizes, en San Pablo, ayudaban a esconder a personas perseguidas por los órganos de represión.

http://www.tercerainformacion.es/antigua/spip.php?article78364

2)El cura Josimo Morais Tavares fue uno de los Coordinadores de la Comisión Pastoral de la Tierra y su “apostolado” consistía en plantear la lucha de clases en al ámbito rural del Estado de Tocantins. Fue ultimado por sicarios en 1986.

https://pos.historia.ufg.br/up/113/o/Mois__s_Pereira_da_Silva.pdf