PERÚ: ENTRE REVOLTOSOS ANDA EL JUEGO

Bergoglio, después de haber descabezado impiadosamente al Cardenal Cipriani, acaba de nombrar Arzobispo de Lima y Primado del Perú, a un simple cura secular, discípulo de Gustavo Gutiérrez y sociólogo para colmo de males. ¿Olerá a “oveja” o a otra cosa más maloliente?

Se trata de Carlos Gustavo Castillo Mattasoglio, poseedor del siguiente prontuario:

“El hoy Arzobispo electo de Lima Castillo Mattasoglio actuó durante años como profesor en la Pontificia Universidad Católica del Perú: en el año 2013, el entonces arzobispo Cipriani decidió no renovar el ‘mandato canónico’ que permitía a Mattasoglio – y a otros tres profesores – dar clase de Teología. ¿El motivo? Agravios a la jerarquía eclesiástica.

La decisión del cardenal Cipriani causó cierto revuelo y una respuesta airada de la universidad, pero era completamente lícita: estaba amparada por el artículo 103 de los estatutos universitarios y por el concordato firmado entre la Santa Sede y la República de Perú en el año 1980, según el cual los profesores de ciencias religiosas deben contar con el consentimiento expreso del ordinario local. Es de recordar que la universidad, es a la que ya el Vaticano prohibió denominarse ‘pontificia’ y ‘católica’ por negarse a adecuar sus estatutos a la nueva ley eclesiástica, se resistió a acatar la disposición del Cardenal Cipriani, Arzobispo de Lima y Primado de Perú.

Lo más grave del asunto fuese la reacción de Mattasoglio, que cobraba 5.000 euros de la universidad, a la decisión de Mons. Cipriani. Según han confirmado al portal de noticias católico InfoVaticana fuentes cercanas al caso, el actual arzobispo electo de Lima acaudilló una revuelta contra su predecesor. Así, a pesar de su condición de sacerdote de la diócesis de Lima, se negó a asumir responsabilidades pastorales. Ése fue el modo que eligió para expresar su descontento con la decisión del arzobispo, a quien cuya autoridad debía, SEGÚN EL DERECHO CANONICO SOMETERSE.

En la práctica el Papa Francisco ha designado como Arzobispo de Lima y Primado de Perú, y posible Cardenal, a un religioso con un historial de afrentas y desacatos a la autoridad eclesiástica, vinculado a la Teología de la Liberación (condenada por la Iglesia) y vinculado al grupo terrorista Sendero Luminoso, que causo miles de muertes en Perú, algo que no podrá manifestar el Papa desconocer.

Un detalle interesante sobre la vida académica del nuevo arzobispo de Lima es su tesis doctoral, que versa sobre Fray Bartolomé de las Casas (un religioso del S.XVI que, sirviéndose de falacias combinadas con medias verdades, denunció los abusos de los españoles en América). Este hecho, tomado aisladamente, no quiere decir nada; pero si lo unimos a otros detalles de la biografía de Mattasoglio, cobra una singular importancia”. https://blogdeapologeticacatolica.blogspot.com/

“Su tesis de doctor versó sobre Bartolomé de las Casas y cuando era estudiante de sociología en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos ingresó a la Unión Nacional de Estudiantes Católicos donde conoció al padre Gustavo Gutiérrez, autor de la “Teología de la Liberación”, con quien hizo una amistad duradera.

A propósito de la celebración de los 90 años del padre Gutiérrez, en junio del año pasado, La República conversó con el ahora arzobispo de Lima sobre su amistad con él.

“Gustavo ha sido un transmisor de que no podemos ser cristianos aislados, y menos en cuanto a la teología, que es una reflexión sobre la fe, teniendo en cuenta la palabra de Dios”, refirió el sacerdote. https://larepublica.pe/politica/1400578-sacerdote-carlos-castillo-mattasoglio-nuevo-arzobispo-lima

No hay sorpresas: el revoltoso Bergoglio elige gente de su calaña, para dejar tierra arrasada.