“MARTIRIO” DE ANGELELLI: BERGOGLIO, ARTÍFICE DE LA FARSA

Bien ha hecho el grupo de católicos fieles en protestar por la farsesca beatificación del “mártir” montonero Angelelli y destaco por su valentía a dos amigos que se la jugaron, como Juan Luis Gallardo con su carta a La Nación y María Virginia Olivera de Gristelli por su artículo en Infocatólica.

Pero me permito agregar algo más y es que la farsa prosperó gracias a la malévola intervención de Jorge Mario Bergoglio, ese “peronista de izquierda”, calificativo empleado por un obispo -fulminantemente jubilado apenas cumplidos sus 75 años- durante una conversación con Bernardino Montejano.

Reproduzco entonces lo publicado en CATAPULTA como “una bajeza de Bergoglio”:

“Con otro de sus gestos históricos, el papa Francisco aportó una prueba clave en el juicio por el asesinato del ex obispo de La Rioja Enrique Angelelli, desmintiendo la “historia oficial” que la propia Iglesia había sostenido durante décadas: entregó una carta y un informe sobre la represión de la dictadura que habían sido enviados al Vaticano por Angelelli y que muestran la violación de los Derechos Humanos cometidos en Argentina después del golpe militar, cuya existencia en el Vaticano siempre había sido negada. El viernes 4 de julio se leerá la sentencia contra los militares acusados de ser autores mediatos del crimen. La carta, que fue presentada como prueba en los alegatos del juicio, es un duro golpe a los miembros de la jerarquía católica que durante años negaron que esos documentos hubieran llegado a la Santa Sede”.

“La entrega de la prueba clave no fue más que otro show bergogliano y era una carta en la que Angelelli se quejaba a monseñor Zazpe de que el Ejército “le ponía trabas a su acción pastoral”, es decir a su acción montoneril y subversiva”. (http://catapulta.com.ar/?p=3615)

(Repárese que el “mártir” hablaba de “trabas” y no de amenazas de muerte)

Tengo una explicación plausible para la chanchada de Bergoglio y es su interés en despegarse del gobierno militar y en especial de su vinculación con al almirante Massera, nombrado en 1981 profesor honoris causa de la Universidad del Salvador, cuyo discurso de agradecimiento por la distinción fue supervisado y corregido por el mismo Bergoglio.

Por la chanchada, fueron condenados dos hombres honorables como el general Menéndez y el vicecomodoro Estrella.

Pero el honor no entra en las preocupaciones del taimado Bergoglio, ni siquiera el propio, me animo a decir. ¡Si ha guardado riguroso silencio sobre las acusaciones de monseñor Viganó!

Notas catapúlticas

1)Sobre la farsa martirial acaba de intervenir el peronista Jorge Yoma:

“El embajador argentino en Perú, el riojano Jorge Yoma, cuestionó la beatificación del obispo Enrique Angelelli y también puso en duda que el religioso haya sido una víctima de la dictadura, como se confirmó en un juicio.

«Una truchada. La Rioja no necesita inventar martirios. En nuestra historia hay demasiados hombres y mujeres que dieron su vida por su tierra y por la patria.

Murió en un accidente, lo que no significa cuestionar la tarea pastoral de Monseñor Angelelli, a quien admiro», publicó en Twitter el diplomático.

La polémica prosiguió. En declaraciones, días atrás a medios riojanos, Yoma sostuvo que lo sorprendió que hayan salido «a picar todas las avispas» y señaló: «Fui testigo y protagonista de muchos hechos que me confirmaron que Angelelli murió en un accidente, me salí del relato oficial y tengo derecho de hacerlo».

«Siempre se dijo que fue un accidente, el propio obispado dijo que fue un accidente», resaltó Yoma.

«El problema fue que los tiempos políticos e ideológicos cambiaron y cambiaron los hechos para acomodarlo a su perspectiva», indicó.

«Con los tiempos una corriente política, dijo que fue un asesinato y resaltaron el martirio», añadió en declaraciones a Fénix.

Dijo que sus datos se fundamentan en la investigación que llevó a cabo él mismo -en el año 1986- cuando era secretario de gobierno de la provincia durante la gobernación de Carlos Menem.

Yoma mencionó que fue el doctor Enzo Herrera Páez quien era en ese momento el médico forense de la Policía, fue quien determinó que no fue un atentado.

El exsenador también resaltó que como al exjefe del Tercer Cuerpo de Ejército,  Luciano Benjamín Menéndez, “le entraban todas las balas” se le adjudico este asesinato como autor mediato y también indicó que en el fallo judicial no dice quién lo mato.

“Es muy difuso cómo sucedieron los hechos, el mismo que iba con Angelelli, Pintos, en las declaraciones de él, en las primeras no recordaba nada y después fue modificando”, explicó Yoma.

“Yo no cuestionó su labor pastoral si lo van a beatificar me parece muy bien  por su laboral pastoral, ahora porque fue víctima de un homicidio no, porque no fue así”, recalcó.

https://www.lavoz.com.ar/politica/yoma-angelelli-no-lo-mataron-que-no-me-digan-que-es-un-santo

2)Sobre el “asesinato” de Angelelli recomiendo la lectura de los excelentes informes de los abogados Mario Meneghini ( http://mario-meneghini.blogspot.com.ar/2014/07/angelelli-el-crimen-que-fue-accidente.html) y Silvia Marcotullio (https://www.informadorpublico.com/wp-content/uploads/2018/06/BREVE-RESEÑA-HISTÓRICO-JURÍDICA-DEL-CASO-A)