EFECTO BERGOGLIO: LA IGLESIA ACTIVISTA Y ANTICONTEMPLATIVA

Un texto del Padre Basso refleja muy bien el estado actual de la Iglesia:

Los partidarios de la “nueva moral” sostienen una conceptualización «anti contemplativa” del cristianismo, vale decir puramente centrada en la «praxis» o activismo, como si el hombre pudiera agradar suficientemente adiós dedicándose exclusivamente a la tarea de la «salvación del prójimo». Esta idea asesta un duro golpe a toda la enseñanza de la teología tradicional sobre la necesidad de la oración, de la vida interior y del ideal místico cristiano. Sobre todo cuando, como suele suceder a menudo, esa «salvación» es interpretada en términos de una «pura promoción temporal» y «liberación política«, sin una real y clara preocupación por la «salvación eterna». Es imposible no leer en estas tendencias el influjo de las ideologías contemporáneas. Entiéndase bien; no excluimos de la moral cristiana el deber de ocuparse de la promoción y liberación, incluso temporal de los oprimidos y marginados de toda especie. No seríamos verdaderamente cristianos opinando lo contrario. Simplemente afirmo que esta ineludible tarea-quizás «signo» de nuestro tiempo- debe estar al servicio de la lucha por la «liberación plena» del hombre: su salvación eterna, fin primario del orden moral. Más aún, siendo esto importante, el verdadero orden de la calidad postula, en primer lugar, la preocupación por la propia salvación eterna”.

(Domingo M. Basso, O.P.  Los fundamentos de la moral, EDUCA, Ediciones de la Universidad Católica Argentina, Buenos Aires 1997,págs.82-83)

Nota catapúltica:

Algún día habrá que escribir la historia del complot contra el Padre Basso, que terminó deponiéndolo como Rector de la UCA en 1999.Entre las infamias difundidas no faltó la distribución de invitaciones a su “casamiento” con la secretaria privada. Si la memoria no me falla, en 1999 Bergoglio ya era Primado de la Argentina y Gran Canciller de la UCA. ¿Mera casualidad?