LOS “MÁRTIRES” PALOTINOS Y LAS MENTIRAS DEL P. VELASCO

“La comunidad palotina se congregó este 4 de julio en la parroquia San Patricio, del barrio porteño de Villa Urquiza, a 43 años de la masacre que terminó con la vida de los padres Alfredo Leaden, Alfie Kelly, Pedro Duffau, y los seminaristas Emilio Barletti y Salvador Barbeito.

La celebración fue presidida por el párroco, padre Pablo Bocca SAC, y concelebrada por religiosos palotinos de distintas ciudades argentinas y provenientes del Uruguay. Un gran número de fieles acompañaron la misa en memoria de quienes consideran “mártires”, por ser testigos de Cristo.

El espacio de la homilía fue cedido al equipo que trabaja en la causa de canonización de los cinco palotinos, para que pudieran explicar a la comunidad los pasos en este camino a los altares. Luego de recordar detalles de la vida de los cinco, destacaron el ejemplo de quienes “siguieron la voluntad de Dios y no a los poderosos del momento”.

El padre Juan Sebastián Velasco SAC, postulador de la causa, destacó la devoción del Pueblo, que con su fe intuye la santidad incluso antes que avance el proceso canónico. “El pueblo fiel es el que trabaja en las diferentes misiones, inspirado por lo que ellos hacían”, señaló.

“Fueron cinco, que fueron elegidos, y para nosotros ese signo martirial es luz y vida. Por eso, cinco luces. Y por eso el hecho de tener lo que para nosotros es el signo martirial: no dudamos que la alfombra donde murieron fue la cruz, fue la entrega martirial”, aseguró, señalando el paño rojo que cubrió el altar durante la celebración, donde pueden verse las marcas de los proyectiles de aquella noche tan oscura para la comunidad.

Antes de finalizar la celebración, el presbítero Francisco Oliveira agradeció a la comunidad palotina por la “Casita de Pedro Duffau”, un hogar transitorio que lleva el nombre de uno de los sacerdotes asesinados, y que abriga a una familia de ocho integrantes de la Isla Maciel.

Además, el sacerdote anunció que en la isla será plantado un manzano en memoria de los cinco, que no fueron “manzanas podridas”, como fue escuchado decir de sus asesinos, sino manzanas que “hoy son luz y vida”. http://www.aica.org/39916-hoy-son-luz-vida-recordaron-los-palotinos-de-la-masacre.html

Notas catapúlticas sobre “LAS CINCO LUCES”

1)El primer dato que el cable de AICA debió registrar es que el 2 de julio de l976 una célula de Montoneros colocó una poderosa bomba en el comedor de la Superintendencia de Seguridad de la Policía Federal. Hubo 23 muertos y 66 heridos. El atentado fue planeado por Rodolfo Walsh, oficial de Inteligencia de la banda terrorista.

2)Dos días después, el 4 de julio, un grupo paramilitar ejecutó una brutal represalia en la iglesia de San Patricio, ultimando a los cinco palotinos, cuyas actividades estaban en la mira, porque el templo era punto de reunión de los Montoneros. Las represalias son habituales en el marco de las guerras revolucionarias como la que vivimos, donde se  aplica el tremendo “ojo por ojo, diente por diente”. Es decir  la barbarie de San Patricio no se explica sin la barbarie de la bomba en la Policía, y no se puede considerar a la “Masacre” como un hecho aislado. Se impone entonces la correlación entre los dos hechos.

3)Ahora bien ¿quiénes eran dos de los seminaristas y qué hacían?, otra pregunta que se impone:

Emilio Barletti era un querido compañero de la Juventud Peronista y Montoneros que prestaba el recinto de la parroquia para reuniones de jóvenes que se oponían a la dictadura militar y además facilitaba el mimeógrafo existente para confeccionar proclamas de resistencia a los genocidas. Emilio trabajaba pastoralmente en las villas de emergencia de la zona Sur del Gran Buenos Aires y era integrante de un importante grupo que se estaba gestando en el seno de la Iglesia de Cristo perseguida y que se denominaba “Cristianos para la Liberación”. Su primera participación política (antes de 1972) fue en el Movimiento de Renovación y Cambio liderado por Raúl Alfonsín. Luego cansado del guitarreo y la sanata, emigró al peronismo revolucionario. Militó en el partido de Lomas de Zamora, barrio las Heras, donde era responsable político y hasta el día de hoy, sus compañeros se acuerdan de la pureza de su alma, sus valores, su ética y su compromiso social como militante y como ser humano”.

http://www.robertobaschetti.com/biografia/b/35.html

4)Sobre Salvador Barbeito escribe Horacio Verbitsky, en uno de sus libros:

“La guerrilla creó un organización de superficie que se llamó Cristianos para la Liberación en la que había sacerdotes como Jorge Adur, Vicente Adamo, Emilio Neira y Pablo Gazzari; y seminaristas como el palotino Salvador Barbeito”… (Verbitsky (a) “Capitán Salazar” conoce mucho del tema: fue uno de los responsables del atentado a la Policía Federal) http://catapulta.com.ar/?p=5827

5)La imagen ilustra sobre las actividades de los que “siguieron  la voluntad de Dios”.

6)El apóstata y abortista Olveira es uno de los blancos preferidos de nuestro “BESTIARIO BERGOGLISTA”.