EL “GRAN MAESTRO” DE BERGOGLIO

En la carta que dirigió a los párrocos, con motivo de la festividad del Santo Cura de Ars, Bergoglio rindió homenaje al subversivo Lucio Gera, a quien me  he referido en cuanta ocasión tuve a mano:

“Quisiera recordar aquí a un gran maestro de vida sacerdotal de mi país natal, el padre Lucio Gera quien, hablando a un grupo de sacerdotes en tiempos de muchas pruebas en América Latina, les decía: “Siempre, pero sobre todo en las pruebas, debemos volver a esos momentos luminosos en que experimentamos el llamado del Señor a consagrar toda nuestra vida a su servicio”.

Aprovecho entonces para recordar que Gera, junto con el cura Rafael Tello, fue uno de los grandes inspiradores del Movimiento de Sacerdotes por el Tercer Mundo(MSTM), varios de cuyos integrantes integraron la guerrilla marxista leninista en la década del 70.Pero el astuto Gera tiraba piedras pero escondía la mano, utilizando en sus obras una jerga que mezcla teología y sociología, y que constituye uno de los sustentos de “la teología del pueblo”, uno de los polos de la dialéctica hegeliana.(El otro polo sería, al parecer, la “teología de los oligarcas y elitistas”)

En definitiva, una tapadera apta de la lucha de clases postulada por el marxismo, a la que Gera- “idiota útil” como fue-se prestó con su lenguaje confuso.

No obstante su interés en mantener reserva sobre su pertenencia al frente eclesiástico de la subversión ,su participación queda al  descubierto porque colaboró en la revista “Cristianismo y Revolución”, dirigida por el  ex seminarista Juan García Elorrio, cabecilla del Comando Camilo Torres”, una de las organizaciones fundacionales de Montoneros. En efecto, en el número 25 Gera colaboró con un largo artículo sobre la situación de la Iglesia, junto con Guillermo Rodríguez Melgarejo, quien luego sería obispo de la diócesis de San Martín.A esas alturas es imposible que Gera –tonto no era-haya ignorado a quien servía la publicación.

Cristianismo y Revolución “funcionó como medio de expresión del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo y de numerosas organizaciones sindicales, como también de otras tempranas agrupaciones políticas que, ya en la década del setenta, irían consolidándose como masivas organizaciones armadas.

Además de los Montoneros, también publicaban allí sus comunicados las Fuerzas Armadas Peronistas y el Ejército Revolucionario del Pueblo, y aunque esta organización armada no tenía relación con el cristianismo (su ideología era marxista-leninista), la revista Cristianismo y Revolución constituía el medio más indicado y lectura obligada que les permitía llegar a la gran mayoría de los jóvenes y militantes de la época”. https://es.wikipedia.org/wiki/Cristianismo_y_Revoluci%C3%B3n

Notas catapúlticas

1)Por orden de Bergoglio, Gera está sepultado en la Catedral de Buenos Aires y su compinche Tello en la Basílica de Luján.

2)Oscar Campana ( teólogo de la liberación que milita en los Curas en Opción por los Pobres) denuncia al Establishment bergoglista de la Universidad Católica Argentina por pretender ocultar el pasado revolucionario de Gera y ataca a la célula “oficialista” de Carlos Galli y Virginia Azcuy, que fungen de apologistas exclusivos de Gera.