LA CONTRA-IGLESIA BERGOGLISTA REVELA SU PLAN

“Las tres primeras conferencias del Congreso internacional sobre las reformas de Francisco que se está celebrando en Caracas corrieron a cargo de tres grandes y prestigiosos teólogos: el venezolano Rafael Luciani, el argentino Carlos Schikendantz y el alemán Peter Hünermann, para subrayar, cada cual desde su ámbito de reflexión, su apoyo intelectual a las reformas papales, que está implementando Francisco.

Abrió el ciclo, el joven laico venezolano Rafael Luciani, que disertó sobre ‘Tres ejes de la reforma en la Iglesia: conversión sinodal, pastoral y ministerial”. El teólogo comenzó asegurando que “con el Papa Francisco se inaugura una nueva fase en la recepción del Concilio Vaticano II, caracterizada por una giro eclesiológico que ha generado un proceso de transición de una Iglesia occidental y monocultural, que ha estado centralizada en Roma y en el primado, a otra mundial e intercultural, que abre paso a la autoridad de las Iglesias locales”.

La conversión pastoral implica “revisar costumbres, estilos, horarios, lenguaje y toda la estructura eclesial”. Es decir, “no se trata de un mero cambio de lugar social, sino del lugar hermenéutico, desde donde se ve el mundo”. Y la consecuencia es que “se produce una inversión de la pirámide preconciliar eclesial, que conlleva la necesidad de emprender una reforma orgánica, que replantee las dinámicas y el manejo del poder y en las estructuras eclesiales a la luz de la eclesiología del Pueblo de Dios”

En este sentido, “la sinodalidad es la dimensión constitutiva y eje estructurador de la reforma”. Por eso, Luciani asegura: “Podemos hablar de un estilo sinodal que tiene que ser formado, y cuyas actitudes son la escucha, el discernimiento, el diálogo y la capacidad de construir consensos, y sin las cuales no se generarán los procesos de reforma que se requieren”.

Según Luciani, “el reto hoy es claro: vincular la reforma de las mentalidades a la reforma de las estructuras, o aún más, trabajar el proceso actual de reformas a la par de una revisión orgánica del código de derecho canónico. Aún así, hemos de reconocer que esto conlleva siempre un problema de modelo eclesiológico”.

Intervino, a continuación, el profesor alemán Peter Hünermann(en la foto) uno de los referentes de la teología centroeuropea, a la altura de maestros como Kasper, Küng o Ratzinger, con una breve ponencia centrada en “los signos de los tiempos”.

Y aterrizó el tema de los signos de los tiempos en la “posición de las mujeres en la sociedad y en la Iglesia”. Y el profesor alemán aseguró: “Si la dignidad del ser humano debe ser garantizada para la mujer, las discriminaciones deben ser necesariamente evitadas, absolutamente. Aquí queda claro que la dignidad humana, la libertad humana en el curso de la historia, no sin la mediación de las relaciones sociales co-constituidas por la tecnología y la economía, llevan a estándares valóricos históricamente cambiantes. La nueva forma de libertad humana y de posibilidades de la libertad en la sociedad moderna conduce a la conformación de un ethos nuevo y diferenciado”

Cerró el primer turno de ponencias, el teólogo argentino Carlos Schikendantz, que abordó el tema de ‘La reforma de la Iglesia y la crisis del clericalismo”.

Estamos un proceso de transición de un modelo teológico-cultural de Iglesia, fruto de una construcción milenaria, y por eso mismo, muy arraigado en las mentalidades, en la cultura institucional, incluso en su organización jurídica, hacia una nuevo modelo, que no tiene todavía su figura concreta, pero que posee ya algunos presupuestos, como los que se expresan en los conceptos de pueblo de Dios, sinodalidad o colegialidad”

es necesario revisar la noción de autoridad con la que se opera, noción que devino la clave de autopresentación de la Iglesia cara a las ideas de autonomía y libertad propias de la modernidad”.

(Hay que)“romper con un modelo basado en estas prioridades: de la Iglesia universal sobre las iglesias locales, de los ministros sobre la comunidad, de la estructura monárquica del ministerio sobre la estructura colegial, del ministerio sobre los carismas y de la unidad sobre la diversidad”.

“Necesitamos líderes que, por convicción, cedan los espacios y el poder que les atribuye el actual derecho canónico”.

En la segunda sesión del Congreso intervino la teóloga argentina, profesora de la UCA, Virginia Azcuy, abordando uno de los temas más candentes en la Iglesia actual: la situación de la mujer. La profesora sostuvo, de entrada, que hay que pasar “de la irrupción eclesial de las mujeres a la ampliación de espacios para su presencia incisiva, como dice el Papa Francisco”.

“Es necesaria una reforma inclusiva, que supone un nuevo estilo de relaciones entre obispos, sacerdotes, religiosos y laicos, asi como superar la tentación del autoritarismo para dar lugar a diversas formas de compañerismo”.

“la realidad es que la mujer sigue sin participar en espacios de toma de decisiones”

https://www.religiondigital.org/america/Carlos-Schikendantz-tiempos-traicion-Evangelio_0_2178982115.html

Nota catapúltica sobre Hünermann

Durante el pontificado de Benedicto XVI (Hünermann) se ha destacó por haber  liderado iniciativas antipapales. Participó de modo relevante al lanzamiento de la “Kolner Erklarung”, que sobre Veritatis Splendor atacó de modo virulento la autoridad magisterial del Papa, especialmente sobre cuestiones de teología moral”.

No obstante su prontuario, Hünermann fue nombrado Doctor Honoris Causa de la Universidad Católica Argentina por el tristemente célebre Rector Alfredo Zecca, con la anuencia del entonces Gran Canciller Jorge Mario Bergoglio.

http://catapulta.com.ar/?p=5113