EL HISTÉRICO BERGOGLIO

Tengo para mí que los hombres viriles son de carácter fuerte y los hombres poco viriles son propensos a los arrebatos feminoides de histeria. Y esto explica la desorbitada reacción de Bergoglio al cachetear furiosamente las manos de una feligresa que algo le pedía. Ese gesto y la cara que puso después, son una confesión y como decimos los abogados, a confesión de parte, relevo de prueba: se trata de un desequilibrado.

Someto entonces al lector un diagnóstico sobre los histéricos:

“Los histéricos, presentando en su personalidad numerosos componentes primitivos, y  siendo por lo mismo hiperemotivos, instintivos, de un humor extraordinariamente variable, con débiles frenos inhibitorios, son criaturas impulsivas, lunáticas, volubles, inclinadas excesivamente a las simpatías y antipatías, demasiado fáciles en abatirse y en exaltarse, muy inconstantes en sus juicios y propósitos, mudables y contradictorios en su conducta. Por su egocentrismo la atención de los histéricos se vuelve excesivamente a su propio yo y tienden a sobrevalorar-según los casos y las circunstancias tanto sus propias cualidades como sus propios defectos y males; y pueden recurrir a todo medio, a toda renuncia, no excluída la simulación, la mentira, las tentativas poco serias de suicidio- para atraer sobre sí el interés ajeno. Tienden a llamar la atención; detestan la mediocridad, aman  lo teatral y el exhibicionismo, y son con frecuencia artificiosos y falsos hasta consigo mismo, insatisfechos, envidiosos y malévolos.

En los histéricos las tendencias egocéntricas, las desarmonías, los defectos son exaltados y empeorados por una carencia correspondiente de valores intelectuales respecto a los afectivos, por inadecuación de los procesos conscientes de equilibrio, de raciocinio, de crítica”.

(Voz Histerismo, en Roberti, Diccionario de Teología Moral,  Editorial Litúrgica Española,Barcelona,1960)

Me parece que es un retrato bastante fiel de Jorge Mario Bergoglio. ¿No es peligroso que semejante persona ocupe el cargo que ocupa?.