BERGOGLIO, HOMO IDEOLOGICUS (“a la izquierda de la izquierda”)

No ha sido fácil elegir párrafos de la carta que dirigió Bergoglio a “los queridos hermanos y hermanas” de los Movimientos Populares. Me he limitado entonces a seleccionar los que a, mi juicio, son los más peligrosos por al aliento implícito a la insurrección mundial marxista, cuyos preparativos están a la luz del día. Con seguir más o menos de cerca lo que pasa en Chile, se tiene una perspectiva más que suficiente. En lo que a nuestro país se refiere, reenvío a lo publicado en “A LA DERECHA”, sobre “la revolución molecular”. Insisto en que todas las fuentes citadas son públicas y enteramente accesibles, pero el peor ciego es el que no quiere ver. Esto lo sabe el enemigo: “los burgueses” no leen y si leen no entienden y mientras tanto venden a los revolucionarios la soga con la cual éstos los ahorcarán. Basta evocar a los liberales republicanos de España.

Como siempre, Bergoglio, como buen taimado, tira piedras y saca la mano, aunque el juego se le está acabando rápidamente. Ya los mismos modernistas que celebraron su nombramiento manifiestan su descontento, lo que mueve a recordar lo sucedido con los “tibios” de la Revolución Francesa: todos terminaron en la guillotina.

Este es el veneno ideológico bergogliano, escondido detrás de la demagogia barata:

“Si la lucha contra el COVID es una guerra, ustedes son un verdadero ejército invisible que pelea en las más peligrosas trincheras. Un ejército sin más arma que la solidaridad, la esperanza y el sentido de la comunidad que reverdece en estos días en los que nadie se salva solo. Ustedes son para mí, como les dije en nuestros encuentros, verdaderos poetas sociales, que desde las periferias olvidadas crean soluciones dignas para los problemas más acuciantes de los excluidos”.

(¿De qué tratará este “verdadero ejército invisible que pelea en las más peligrosas trincheras”? ¿O acaso no hubiera sido más justo mencionar a los médicos y enfermeras, ejército visible que sí pelea en las más peligrosas trincheras?  Y en cuanto los “poetas sociales” dejemos pasar la chabacanería, por piedad)

“Sé que muchas veces no se los reconoce como es debido porque para este sistema son verdaderamente invisibles. A las periferias no llegan las soluciones del mercado y escasea la presencia protectora del Estado”

(Caramba, carambita, Bergoglio, ignora Ud. que en la Argentina abunda la “presencia protectora del Estado”, donde millones de “periféricos” reciben cheques, a costa de una clase media que posiblemente desaparezca. ¿Para cuándo entonces “la opción preferencial por la clase media”,que trabaja de sol a sol,agobiada por los impuestos ?

“Tal vez sea tiempo de pensar en un salario universal que reconozca y dignifique las nobles e insustituibles tareas que realizan; capaz de garantizar y hacer realidad esa consigna tan humana y tan cristiana: ningún trabajador sin derechos”.

(Desvarío: ver opinión del profesor Arkadiusz Sieroń en la Nota catapúltica)

“Quiero que pensemos en el proyecto de desarrollo humano integral que anhelamos, centrado en el protagonismo de los Pueblos en toda su diversidad y el acceso universal a esas tres T que ustedes defienden: tierra, techo y trabajo. Espero que este momento de peligro nos saque del piloto automático, sacuda nuestras conciencias dormidas y permita una conversión humanista y ecológica que termine con la idolatría del dinero y ponga la dignidad y la vida en el centro”.

(Antropocentrismo de baja estofa, con toque populista y pachamámico, que ignora deliberadamente dos grandes Encíclicas de Pío XI: Quadragesimo anno y Carite Christi compulsi, donde se condenan, respectivamente, “el imperialismo internacional del dinero” y la acumulación de “las riquezas de la naciones en manos de unos pocos particulares”, poniendo como remedio la limosna, la beneficencia y la liberalidad”. En suma, la caridad-Bergoglio prefiere hablar de “la solidaridad”, que también reclaman los laicistas y masones).

Obviamente, no se puede afirmar que Bergoglio es marxista. Él es y será lo que le convenga ser en el momento, dependiendo a quien se dirija. Por eso desprecia la mínima rigurosidad intelectual, lo cual no habla muy bien de su responsabilidad moral. Una vez más, corresponde recordar que es un un resentido y obseso del poder,  capaz de hacer cualquier tropelía para conservarlo.

En este caso, con su carta a los movimientos populares, una incitación velada a formar el “ejército visible” de la revolución, cuyos cabecillas serán “los poetas sociales”.

De ahí el elogio del marxista Lois Pérez Leira:

El Papa, a parte de sus oportunas y contundentes declaraciones, está sembrando en nuestro continente las semillas de muchos mártires cristianos, que dieron la vida por la opción de los pobres. Ya florecen los padres Camilo Torres, Mugica y los obispos Angelelli y Romero. Por todo esto digo que el Papa está a la izquierda de la izquierda”

https://kaosenlared.net/el-papa-francisco-a-la-izquierda-de-la-izquierda/

De Jorge Mario Bergoglio, libera nos, Dómine.

Nota catapúltica

1)“Pérez Leira fue presidente de la  Confederación Argentina de Estudiantes Secundarios (CAES)  y directivo de Centro de Estudiantes de Filosofía y Letras. Militó en la Federación Juvenil Comunista y se incorporó a la izquierda peronista desde una óptica marxista” En 1990 regresó definitivamente a Galicia, especializándose en temas migratorios. https://gl.wikipedia.org/wiki/Lois_P%C3%A9rez_Leira

2)“Arkadiusz Sieroń, profesor asistente de economía en el Instituto de Ciencias Económicas de la Universidad de Wrocław, Polonia, utilizó matemáticas simples para demostrar la imposibilidad de un «ingreso básico universal».

«Supongamos por simplicidad que hay 250 millones de estadounidenses adultos y que cada uno de ellos recibiría $ 1,000 mensuales … Por lo tanto, obtenemos un costo total de $ 250 mil millones mensuales y $ 3 billones anualmente. Sería aproximadamente el 14 por ciento del PIB de los Estados Unidos, o el 42 por ciento del gasto total del gobierno, o el 73 por ciento de los desembolsos federales «, señaló Sieroń.

“En comparación, esto es más que el gasto total en atención médica, defensa y educación. Y, sin embargo, estamos hablando de ‘solo’ $ 12,000 anuales (o el 19 por ciento del salario medio de la casa, o el 36 por ciento del ingreso personal medio). ¡Buena suerte con un programa tan caro!” https://www.lifesitenews.com/news/pope-in-easter-message-pandemic-should-spur-humanist-and-ecological-conversion