OTRA BARRABASADA DE BERGOGLIO (y las que nos esperan todavía)

El pasado jueves 12 Bergoglio recibió, sumamente alborozado, a Michelle Bachelet para hablar sobre los derechos humanos en Latinoamérica.

La ex presidenta de Chile es la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Aunque Bergoglio conoce quién es Bachelet, recordemos el prontuario de la Señorita Bachelet -es madre solterísima- en materia de “derechos humanos”.

1)En 2017, siendo presidenta, fue la impulsora de la ley de aborto por tres causales: en casos de que la mujer se encuentre en riesgo vital, que el feto o el embrión padezca una patología congénita, adquirida o genética incompatible con la vida extrauterina independiente, y en caso de violación.

En la promulgación de la inicua ley dijo Bachelet: «Es un día largamente esperado por las mujeres en Chile. Hoy por fin firmamos la ley que permite interrumpir el embarazo en tres casos sumamente precisos y difíciles. Hablamos de una determinación delicada, personal e intransferible. Una decisión que nunca es razón de festejo porque está precedida de dolor y angustia», que «representa un paso histórico para nuestro Estado».

2)Pocos meses antes Bachelet fue premiada por la Gran Logia Femenina de Chile por su “contribución al progreso del país”.

Sobre este reconocimiento de la masonería vale la pena leer este revelador comentario:

“Michelle Bachellet ha puesto toda la carne en el asador para doblegar el espíritu y la letra de la Constitución chilena y aprobar una ley de despenalización de aborto -similar a la aprobada por el PSOE en España en los años 80- que abre de hecho la puerta al aborto libre.

Acto seguido, ha anunciado la puesta en marcha de forma exprés la tramitación de la ley de equiparación del matrimonio a las uniones entre personas del mismo sexo. No es de extrañar, sabiendo que Bachellet ha procurado el 80% de la financiación que el lobby LGTBI ha recibido desde 2001.

Además, avanza en su intención de aprobar la llamada «Ley de Identidad de Género», denunciada por el #BusDeLaLibertad el pasado mes de julio, a pesar del acoso gubernamental.

Todas estas son iniciativas coherentes con quien fue elegida por el Nuevo Orden Mundial para lanzar la agencia feminista de las Naciones Unidas (ONU Mujeres). Pero ¿por qué el gobierno Bachelet ha acelerado para aprobar estas leyes ideológicas atoda costa antes de las nuevas elecciones presidenciales?

Tal vez porque está pagando las facturas por el apoyo recibido desde la Gran Logia Femenina de Chile, que distinguió a la presidenta en marzo de 2016 con la Medalla al Mérito Elaiana Corbalán Barbier”.

https://www.actuall.com/criterio/democracia/bachelet-paga-la-factura-a-la-masoneria-femenina-chilena-con-aborto-e-ideologia-de-genero/

A esta perversa integral -también acusada de corrupción- recibió Jorge Mario Bergoglio, en otra de sus barrabasadas. ¿Hasta cuándo, pacientísimo Señor de los Ejércitos?