PEQUEÑO APUNTE DEL DÍA

RIGIDECES “MALAS” Y RIGIDECES “BUENAS” (mentalidades retorcidas e hijoputismo)

No es novedad que Bergoglio abomina de “las rigideces” porque casi cotidianamente se ocupa del asunto y recurre a cualquier subterfugio para condenarlas. Por ejemplo en la homilía del 5 de Mayo de Santa Marta, en que se refirió a Saulo/San Pablo, terminó así:

“Pidamos a Saulo, hoy, de modo especial, por los rígidos que hay en la Iglesia; por los rígidos-honestos como él, que tienen celo, pero que se equivocan. Y por los rígidos hipócritas, los de doble vida, aquellos de los cuales Jesús les decía: ‘Hagan lo que dicen, pero no lo que hacen’. Recemos por los rígidos, hoyhttp://es.radiovaticana.va/news/2017/05/05/papa_no_a_los_r%C3%ADgidos_de_doble_vida_en_la_iglesia/1310161

Todo esto es un galimatías de pura cepa bergogliana, una contraposición entre “rigidez” y “honestidad”, otra falsa antinomia pergeñada por su mentalidad retorcida, cuyo propósito es atacar los intransigentes que defienden la fe, presentándolos como hipócritas de doble vida”, verdaderos monstruos inquisitoriales que andan con la antorcha empuñada y siempre listos para el auto de fe.

Desde luego, para Bergoglio el “sí,sí; no,no” es una obsesiva pesadilla, de allí su jerga oscura y malintencionada y sus ataques a las rigideces “malas”, única barrera posible contra su plan destructor.

Pero dejemos por hoy al lamentable personaje y pasemos a otro no menos luctuoso, que es su escriba “Tucho” Fernández, rector de la UCA, que es un “rígido” impiadoso-¿tendrá además “doble vida”?- cuando se trata de otras personas ,en este caso los presos militares.

Interrogado que fue sobre el reciente fallo de la Corte sobre el 2 x 1 respondió:

“Francisco ya habló varias veces sobre los temas relacionados con la dictadura. Siempre insiste en que no hay que pedir impunidad y que, especialmente en los delitos de lesa humanidad, hay que aplicar la ley sin atenuantes.”  “El “dos por uno” me pareció no sólo inoportuno, sino inconveniente. No creo que aporte algo bueno a la sociedad y me cuesta comprender los motivos de semejante decisión”.

Es decir que para “Tucho” la rigidez “buena” es “aplicar la ley sin atenuantes” a los combatientes que defendieron al Estado nacional  en la década del 70, pero nunca a los guerrilleros que pretendían conquistarlo,-apoyados desde Cuba-para implantar una tiranía comunista. En esa batalla cayeron los mártires Genta y Sacheri, cuya memoria es inexistente para la Iglesia argentina de hoy. (¿Estará todavía en algún pasillo de la UCA el retrato de Carlos?)

En un certamen de hijoputismo, el “Tucho” sería candidato firme al primerísimo puesto.

http://www.lanacion.com.ar/2022320-victor-fernandez-en-estos-casos-el-papa-dice-que-hay-que-aplicar-la-ley-sin-atenuantes