PEQUEÑO APUNTE DEL DÍA

UN “SIGNO HERMOSO” DE LA IGLESIA BERGOGLIANA

Murió el “marido” o la “mujer” de un “matrimonio” de finocchi, que habían convivido más de cincuenta años y que consiguieron “casarse” hace tres. Y esto dijo en el funeral el sacerdote Gian Luca Carrega, delegado del arzobispado de Turín para la pastoral de las personas homosexuales:

“Muchos piensan que la primera palabra para decir, en estos casos, sería “excusa”. Excusa por la desatención, excusa por la frialdad, excusa por los descuidos. Pero esto debería hacerlo alguien más importante que yo. Pero yo les doy gracias porque vuestra obstinación ha permitido pensar en una Iglesia capaz de no dejar atrás a ninguno”.

Y preguntado durante una entrevista sobre cómo juzgaba a los homosexuales creyentes que se unían civilmente, Carrega respondió:

Si estas personas deciden dar este paso creo que es un signo hermoso, porque asumen una responsabilidad pública. Y la Iglesia siempre ha animado la asunción de responsabilidad. Podría ser incluso un signo del Espíritu

http://www.repubblica.it/cronaca/2017/01/29/news/don_carrega_al_vedovo_della_coppia_gay_la_chiesa_vi_deve_chiedere_scusa_-157156029

Del rarito Carrega, de su arzobispo y de quien preguntó “¿Quién soy para juzgar”?, libera nos, Domine.