CASTELLANI DIXIT

En la Argentina no hemos tenido pastores santos, si se exceptúa el bondadoso y un poco corto Mamerto Esquiú. Hemos tenido en cambio pastores malnacidos, pastores cobardes, pastores avarientos, pastores iletrados, pastores simoníacos, pastores embusteros, pastores calumniadores, pastores concubinarios; y lo peor de todo, pastores villanos estúpidos o idiotas.

El diablo conoce muy bien aquello de que “heriré al pastor y se dispersarán las ovejas”. En nuestro país ha hecho obra fina y a consecuencia de ella la Iglesia Argentina es un montón de ruinas, donde se esconden no pocos bichos, algunos venenosos. (Carta al excelentísimo señor nuncio apostólico, de su Santidad, monseñor doctor Mario Zanín, Buenos Aires, 27 de noviembre de 1954)

(En Seis ensayos y tres cartas, Ediciones Dictio, 1978)

Nota catapúltica

UN PASTOR iletrado MONSEÑOR JORGE LOZANO (mejor dicho, totalmente iletrado)

“Algunos temen hablar de la “madre tierra” pensando que corren el riesgo de asumir una religiosidad ajena al cristianismo. Sin embargo, tenemos varios ejemplos en la Biblia y la tradición de la Iglesia de un uso adecuado de esta analogía. El Papa Francisco nos recuerda que «la cosmovisión judeocristiana defiende el valor peculiar y central del ser humano en medio del concierto maravilloso de todos los seres». «Todos los seres del universo estamos unidos por lazos invisibles y conformamos una especie de familia universal, una sublime comunión que nos mueve a un respeto sagrado, cariñoso y humilde» (Laudate Deum 67).

Esta dimensión femenina nos la muestra pródiga y generosa en la entrega de sus frutos, a la vez que avasallada cuando no se la respeta y se abusa de ella. Como toda madre se alegra de ser casa acogedora de la gran familia humana. Y también sufre por el maltrato de sus hijos. Por eso, en el Día Mundial de la Tierra (22 de abril) miremos a nuestra madre querida, la tierra, que nos necesita de modo urgente”.

https://aica.org/noticia-mons-lozano-la-querida-madre-tierra-nos-necesita-de-modo-urgente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *