MALO Y DESEQUILIBRADO

Escribe Bernardino Montejano sobre los dichos de Bergoglio
a los críticos de Fiducia Supplicans: “Quien protesta con vehemencia pertenece a pequeños grupos ideológicos. Un caso aparte son los africanos. Para ellos la homosexualidad es algo feo. Desde el punto de vista cultural, no la toleran”.

Para el gran amigo, esto “hace dudar de que conserve un buen modo de razonar”. Para él (Bergoglio) episcopados enteros de África, Europa, América, numerosos cardenales y obispos, sacerdotes y laicos, obispos ortodoxos, entidades católicas que han manifestado su rechazo, son ideólogos. El episcopado del África debajo del Sahara, que representa a 213 millones de católicos es un grupúsculo; en cambio el de África de Norte, que representa a 50.000 debe tenerse en máxima consideración”.

https://infovaticana.com/blogs/cigona/bendiciones-en-titulares-de-diarios-argentinos/

Yo agregaría que Bernardino-el gran “Bocha- se quedó un poco corto: es generoso suponer que Bergoglio “conserve un buen modo de razonar”, porque nunca lo tuvo, ni bueno ni malo. Discurrir racionalmente, reflexionar, ponderar, no entra en su naturaleza.

Él sí que es un ideólogo resentido y soberbio-disfrazado de “falso humilde”-que aborrece profundamente a quienes se oponen a sus disparates, insultándolos todas veces que pudo. y la lista de insultos que les propinó casi inacabable.

Y su torva y hosca expresión es la mejor prueba de que estamos frente a un hombre malo y desiquilibrado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *